McLaren insiste en que podría ir a Indy a tiempo completo y dependería de lo que pase en su retorno a la clásica “Indianápolis 500”

McLaren Alonso 1
Compartí este artículo!

McLaren Alonso 1

Recibí las noticias en tu celular: Canal de WhatsApp Motorpy

Voceros del Grupo Tecnológico McLaren y de su equipo de Fórmula 1, el McLaren Team, encabezados por su Presidente Ejecutivo, Zak Brown, insistieron en que la posibilidad de participar a tiempo completo en el Campeonato norteamericano de monoplazas IndyCar en un futuro muy cercano es “muy real”.

McLaren sorprendió al ambiente hace casi dos semanas al anunciar que volverá a participar en las “500 Millas de Indianápolis” tras 38 años de ausencia. El equipo británico compitió en la prueba reina del Campeonato norteamericano IndyCar entre 1970 y 1979 con un equipo propio y suministrando autos a equipos privados. McLaren en ese momento no limitó su presencia a las “500 Millas”, participando también en el resto de las pruebas del Campeonato, que por entonces se corría bajo las siglas USAC (Club de Autos de América).

Los especialistas asocian el regreso de McLaren a Indianápolis con una jugada publicitaria que busca atraer patrocinio fresco a un equipo de Fórmula 1 que podría estar resintiendo financieramente los fracasos que desde 2015 ha acumulado en el Campeonato del Mundo desde que se unió a Honda y a Fernando Alonso.

Pese a que en sus tres años con McLaren y Honda, Alonso no ha podido indicar a estas dos empresas el modo de hacer un monoplaza competitivo para la F-1, el piloto español es el centro del proyecto de vuelta a Indy para el team inglés, en vista de su comprobada relevancia mediática.

En su debut en Indy Alonso no debe suministrar ningún tipo de asesoría técnica, ni en la puesta a punto del auto que conducirá en la carrera, porque su participación y la de McLaren será apoyada por el team Andretti Autosport, quien ya tiene uno de los autos más competitivos del serial y lo ha desarrollado con un notable grupo de ingenieros especializados, que son los que se encargarán de su puesta a punto para las 101ª “”500 Millas de Indianápolis” e incluso indicarán a Alonso cómo conducir.

McLaren Alonso 2

Según especialistas británicos, la apuesta financiera de McLaren, Honda y Andretti tiene todos los argumentos para conseguir el triunfo en Indianápolis el 28 de mayo “salvo el piloto no siga las instrucciones de sus ingenieros, o cometa un error al hacerlo” añadiendo que la cuantía financiera de la operación podría lograr que Andretti pida a sus otros pilotos dar prioridad en pista al español, recordando que “la realidad de las carreras americanas es diferente a las europeas, donde los patrocinadores no tienen influencia para exigir resultados concretos y donde las órdenes de equipo no existen”.

Según dijo el norteamericano Brown, que se convirtió en Presidente Ejecutivo del Grupo McLaren en enero pasado, “una de las cosas que más me excitan de McLaren es su rica historia, obviamente en F-1, pero también ganando tres veces en Indy, ganando en Le Mans, ganando en Can Am, ganando en Fórmula 5000. ¡Y la lista crece…! Obviamente nuestra prioridad siempre será la F-1, pero en la galaxia del deporte a motor hay muchos lugares excitantes donde competir podría ser interesante para nuestros accionistas. Solo hay que llenar tres criterios: que haya posibilidad de éxito, que sea comercialmente viable y que llene nuestros requisitos como marca. Indy tiene esos tres elementos, y creo que el Campeonato IndyCar también los tiene…”

La asociación entre McLaren y Andretti Autosport para correr las “500 Millas de Indianápolis” no es el primer intento de vincular con el calendario deportivo americano, o con su carrera reina, una marca relevante del automovilismo europeo.

Publicidad
Perfecta

En 2012 el grupo malayo Protón, propietario de la fábrica de autos deportivos Lotus Cars, intentó a través de su Director Comercial, el americano Danny Bahar, montar una operación de auspicio en torno al equipo local K&V Racing para que corriera sus dos autos con los colores del Team Lotus de Fórmula 1 y con pilotos con experiencia reciente en la categoría, como el japonés Takuma Sato y el venezolano Ernesto Viso.

La idea era convocar el interés comercial suficiente para reflotar la producción de Lotus Cars y presentar un nuevo portafolio de productos. Sin embargo el proyecto no funcionó, Bahar fue despedido y Lotus Cars prefirió estrechar su asociación con el team Lotus Genii de Fórmula 1 tras arrebatar al empresario malayo Tony Fernándes los derechos de uso de la marca Lotus y de la razón comercial Team Lotus.

Otro proyecto que estaría manejándose en el más absoluto sigilo dentro de la sede del Grupo McLaren en Gran Bretaña es el del retorno a las “24 horas de Le Mans”. En este proyecto la relevancia mediática de Fernando Alonso también tendría mucho que ver, lo cual avala la percepción de muchos especialistas, quienes opinan que los británicos insisten en deshacer su asociación con el español en F-1, pero que la llegada al equipo de Brown pareciera haber tomado la decisión de aprovechar el gran potencial mediático del español, partiendo de la premisa de que éste no tiene muchas ofertas reales para permanecer activo en el deporte al más alto nivel.

ALONSO YA TIENE CARRO Y FECHA PARA SU DEBUT EN INDYCAR

McLaren Alonso 3

El doble Campeón del Mundo Fernando Alonso iniciará una nueva etapa en su intenso proceso de preparación para competir en la carrera de “500 Millas de Indianápolis” y viajará a EEUU inmediatamente después de competir en Gran Premio de Rusia de Fórmula 1 el próximo fin de semana a fin de trabajar junto con el equipo Andretti Autosport y tener su primer contacto real en pista con el monoplaza Dallara DW12 con motor Honda que conducirá en la clásica de Indiana dentro de cinco semanas.

El test será estrictamente a puertas cerradas gracias a una concesión especial de los organizadores del Campeonato norteamericano IndyCar y de la propia carrera de Indianápolis, lo cual permitirá al corredor español tomar contacto por vez primera con el mítico óvalo de Indianápolis el próximo miércoles 3 de mayo.

Fuentes especializadas manifestaron que para Andretti Autosport, la realización de este test no representará mayores esfuerzos logísticos en vista que su sede técnica se encuentra en Indiana, en las cercanías de la pista.

Para Alonso será su primera experiencia con un auto de la categoría IndyCar y también en una pista en óvalo (superspeedway, en la jerga local norteamericana), aunque algunos expertos reseñaron que “el peralte de Indianápolis no es de los más grandes, ni de los más exigentes” del serial IndyCar.

Otros especialistas citaron que el entorno no le será totalmente desconocido al corredor español de 35 años, quien entre 2001 y 2006 disputó cinco ediciones del Gran Premio de EEUU de Fórmula 1, que usó el trazado “infield” o rutero del complejo del Indianápolis Motor Speedway, que incluye una buena parte del óvalo donde correrá el próximo 28 de mayo en la 101ª edición de la clásica.

“Alonso tomará la recta principal del óvalo y la Curva 1 en el sentido contrario al del GP de F-1 y aunque la referencia para el pilotaje será totalmente diversa, ya esa experiencia le da una inicial aproximación a la sensación de pilotar con el acelerador a fondo por una curva peraltada,” explicaron en Italia.

Otros detalles que ya trascendieron es que el español usará el carro con la decoración definitiva para la competencia, que se espera sea muy similar a la de su actual monoplaza de Fórmula 1, es decir, combinando el color naranja de McLaren con el color negro y con los emblemas de Honda, que junto con el equipo inglés costeará financieramente la operación. (Flash del Motor).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *