Cae en Argentina la suscripción a planes para comprar autos

buenos aires
Compartí este artículo!

buenos aires

Recibí las noticias en tu celular: Canal de WhatsApp Motorpy

El mercado automotor argentino ha sufrido un frenazo. Políticas públicas han dado al traste con los avances logrados por el sector en los últimos años, tanto en producción como en ventas.

En febrero las compras de un auto nuevo se redujeron un 11,2% respecto de igual mes del 2013. A la par, cayó en un 10,6% la cantidad de operaciones realizadas a través de la financiación, según informó la Asociación de Concesionarios de Autos de la República Argentina (Acara).

En el segundo mes de este año, se vendieron por medio de crédito 23.039 unidades, cifra que representa una caída del 42,3% con relación a enero pasado. La cantidad de autos vendidos por medio de prendas representa el 39,5% del total de unidades vendidas durante el segundo mes del año.

Publicidad
Perfecta

En tanto, de acuerdo con los datos de Acara, la cantidad de 0 km comercializados por medio de planes de ahorro programado – que ofrecen un financiamiento en 84 cuotas – también se redujo.

En este caso, se contrajo un 11,2% en febrero con respecto a igual período del 2013. Y si se toman los planes contratados durante el primer bimestre del 2014 (83.321) contra el mismo período del 2013 (88.422), se observa una baja de 5,8% ciento.

“La financiación es muy importante para poder mover el mercado. ?Hay que tener en cuenta que de las 900.000 unidades que se vendieron en el 2013, más del 25% fue producto de la financiación minorista”, explicó una fuente del sector al diario ‘El Cronista’.

En enero, los autos nuevos subieron un promedio del 20% y ese valor es el que se toma en cuenta a la hora de ingresar a un plan ahorro, lo que explica la merma que registró esta modalidad, así como todas las formas de compra de un vehículo salido de fábrica.

Pero la escalada en el valor de los 0 km que sufrieron este año también se traslada al precio de las cuotas de quienes ya están pagando por un auto. A eso hay que sumarle el aumento de las tasas de interés, lo que hizo que el precio de la cuota se disparara apenas comenzó el 2014, afectando con dureza el bolsillo de los compradores.

“El problema que se genera en situaciones como estas es que las personas que tenían que pagar una cuota de, por ejemplo, $1.000 ahora les llega un aumento y la cuota pasa a $ 3.500 por el alza de las tasas y de los precios y comienzan a dejar de paga… “, alertó la fuente consultada por el matutino. (Flash del Motor)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *