Stellantis compra parte del fabricante de automóviles uruguayo Nordex

Compartí este artículo!

Además de furgonetas y pickups de Peugeot, Fiat y Citroën, la empresa fabrica SUV de Ford y Kia.

Recibí las noticias en tu celular: Canal de WhatsApp Motorpy

El plan Stellantis Next Level para Sudamérica, publicado este 25 de julio, tiene como objetivo incrementar la participación comercial de las cinco marcas del grupo presentes en la región a través del suministro de nuevos productos, la mejora y la agregación de servicios y ventas. desarrollando tecnologías bajas en emisiones y sostenibilidad financiera.

Para lograrlo, dice Emanuelle Cappellano, presidente de Stellantis en Sudamérica, la empresa contará con una estructura productiva mejor y más calificada o la que prefiere llamar “excelencia operativa” en Brasil y Argentina.

Lea: fábricas más eficientes y limpias, compartiendo recursos y tecnologías para mejorar la calidad y al mismo tiempo reducir los costos de producción para promover la competitividad.

Las acciones e inversiones para ello no se limitarán desde la puerta de entrada a las tres fábricas de vehículos brasileñas y argentinas.

También están previstos importantes movimientos externos, como asociaciones en distintos segmentos, desde insumos hasta servicios, e incluso adquisiciones de empresas que mejoren y aceleren los medios para que Stellantis cumpla su planificación.

Algunos de estos movimientos están en marcha o se han implementado recientemente, como la compra de redes de servicios y distribución de autopartes DPaschoal en Brasil y Norauto, en Argentina.

Además, quizás la más relevante, sea la compra de gran parte de Nordex, empresa automotriz uruguaya que desde hace seis décadas ensambla su estructura para ensamblar vehículos de diferentes marcas y fabricantes.

Publicidad
Chevrolet

En la rueda de prensa del día 24, Cappellano confirmó que Stellantis prácticamente adquirió la mayoría de la empresa fundada en 1962 y cuyo principal accionista es el empresario argentino Manuel Antelo.

La ejecución no reveló más detalles, ni mostró valores y el porcentaje preciso adquirido, de la negociación que comenzó a finales del año pasado y concluyó en las últimas semanas.

La planta de Nordex, ubicada en Montevideo, ensambla actualmente, siempre en versión CKD, las Ford Transit, Kia Kongo, Citroën Jumpy, Peugeot Expert, Fiat Scudo y, desde el primer trimestre, la camioneta Titano, una variación de Fiat. el Peugeot Landtrek original, vendido únicamente en otros mercados sudamericanos.

Con tantos productos y know-how en vehículos comerciales ligeros, Nordex tiene una ventaja estratégica para Stellantis en el segmento que representa casi la totalidad de las ventas del grupo en Brasil, el mayor mercado de la región. Sólo el año pasado se vendieron en el país 221 mil camionetas y utilitarios, el 46% de los más de 482 mil vehículos comercializados por las cinco marcas con producción regional.

ENERGÍA LIMPIA Y MINERALES

Por otro lado, Stellantis acaba de invertir 100 millones de dólares en la compra del 49,5% de 360Energy, una empresa argentina dedicada a las energías renovables y que cuenta con una amplia experiencia en el desarrollo, construcción y operación de parques solares fotovoltaicos.

360Energy opera seis plantas solares en las provincias de San Juan, Catamarca y La Rioja. La potencia instalada en estas unidades es de más de 250 MWp. Por ello, la compañía está desarrollando varios proyectos que deberían generar otros 500 MWp sólo en Argentina.

ENERGÍA SOLAR

Las plantas automotrices de Ferreyra, Córdoba y El Palomar, en la provincia de Buenos Aires, se abastecen con energía del complejo instalado en La Rioja. “Nuestro objetivo de ofrecer una movilidad limpia, segura y accesible nos desafía a repensar toda nuestra operación e infraestructura”, argumentó Cappellano.

El año pasado, cabe recordar, Stellantis decidió participar en las minas de níquel-sulfuro de Bahía y de concentrado de cobre en Alagoas, materias primas esenciales para las baterías que alimentarán los futuros autocares híbridos y eléctricos del grupo.

En Argentina, invirtió US$ 275 millones en la compra del 20% de McEwen Copper, minera propietaria del proyecto Los Azules que, según Stellantis, podrá producir 175 mil toneladas de cátodos de cobre al año, con una pureza de 99,9 % y recursos suficientes para garantizar el funcionamiento durante al menos 27 años.