Saldrá a subasta la colección personal de Carroll Shelby

carrol1
Compartí este artículo!

carrol1

Recibí las noticias en tu celular: Canal de WhatsApp Motorpy

Publicaciones especializadas norteamericanas informan que en junio próximo la casa de subastas Bonhams ofrecerá un lote de 23 carros de diferentes tipos y orígenes que tienen en común haber pertenecido al finado piloto y constructor de autos de carreras norteamericano Carroll Shelby.

En contra de lo que se piensa, no todos los modelos pertenecientes al garaje personal de Shelby fueron construidos por éste, pero todos fueron fabricados por las empresas Ford Motor Company, Chrysler Corporation y Shelby Automobile, que fueron las firmas a las cuales el constructor tejano se mantuvo asociado.

El carro más singular es un Ford Modelo T de 1927 que Shelby recibió como regalo y fue creado para paseos turísticos.

Otro carro curioso es un Ford Modelo A Sport Coupe de 1931 que Shelby adquirió e hizo restaurar totalmente en recuerdo a su primer carro, que fue idéntico.

Un Chrysler Airflow de 1935 fue adquirido por Shelby en 1984, en parte por haber ingresado al grupo de trabajo de Chrysler Corporation. Se dice que el constructor lo vio en una subasta en esos tiempos y por ello lo compró, descubriendo además que antes había sido de Steve McQueen.

banner

Otro guiño de Shelby hacia su juventud fue un sedán DeSoto Firedome construido en 1955 y que el tejano usó durante mucho tiempo, hasta que en algún momento pidió a los miembros de su equipo técnico potenciarlo, por lo cual se encuentra muy estándar en su interior y exterior, pero no en su tren de mando.

Shelby durante su vida comercial reeditó varias veces la producción de sus famosos AC Cobra usando chasis y piezas que quedaban sobrantes en su fábrica. Un ejemplar de 1999 fue preparado y vendido bajo esta modalidad, pero por alguna razón el constructor decidió recomprarlo varios años después, conservándolo hasta su fallecimiento. Algo similar ocurrió en 1980, cuando Shelby adquirió doce unidades Ford Mustang descapotables para hacer una reedición del GT 350 Convertible, decidiendo quedarse con una.

Publicidad
Perfecta

La colección también incluye uno de los carros favoritos de Shelby y de los que usó personalmente más tiempo: un descapotable Lincoln Continental de 1967.

El tejano también conservó tres unidades Shelby Mustang originalmente producidas por él en su taller de Michigan: un GT 350 de 1968 y dos GT 500 de 1969 (uno con transmisión manual y otro con caja automática), de los que se espera tengan las cotizaciones más altas en subasta.

También Shelby conservó varios de los carros que modificó del portafolio de Chrysler Corporation en los años ’80. Entre ellos se encuentra el prototipo del Dodge Shelby Charger (1982), el prototipo del pick up Dodge Shelby Ram (1983), el primer Dodge CSX producido de una serie de 750 unidades (1987), el primer Dodge Shelby Charger GLH-S de los mil producidos en 1987, el sedán Dodge Shelby Lancer (1987) que tuvo como carro corporativo cuando trabajó en California, el prototipo del Dodge Shelby Dakota pick up (1988) y el primero de los 500 Dodge CSX VNT hechos en 1989 (el último modelo que Shelby modificó para Chrysler).

carrol2

En su inventario personal Shelby tuvo también dos unidades De Tomaso Pantera, una de ellas producida en 1983 y conservada totalmente original que le habría sido vendida a buen precio por Alessandro De Tomaso cuando el empresario argentino se unió a Shelby y a Lee Iacocca en Chrysler, y otra producida en 1987, proporcionada por De Tomaso a Chrysler cuando allí necesitaron una base para someter a prueba el motor V10 que luego usaría el famoso Dodge Viper, si bien ahora mismo este carro carece de motor.

Shelby también se reservó la primera de las 250 unidades Shelby Series I creadas por él mismo en 1999 con motor Oldsmobile para reeditar su idea de los años ’60 y el prototipo Aurora Can Am que construyó en 1997 cuando inició su relación con Oldsmobile y armó una base para probar los trenes de mando suministrados por esta empresa.

Los dos últimos carros del garaje personal de Shelby pertenecen a su última etapa como constructor, cuando el tejano reeditó su relación con Ford. Uno de ellos es la primera unidad Ford Mustang Shelby GT500KR producida en el 2008, que Ford obsequió al constructor al éste cumplir 85 años de edad y que prácticamente está sin usar. El otro es una de las unidades Ford Mustang Shelby GT500 Super Snake, que fue el último producto creado por el constructor. Este carro tiene 750 HP y Shelby también lo recibió de Ford en calidad de obsequio, pero prácticamente no lo usó, en vista de su avanzada edad y su ya precaria salud.

Los precios de entrada propuestos para cada lote dependen de las características de cada carro en particular, pero hay varios modelos cuyo valor de arranque oscila entre los 10.000 y 20.000 dólares, esperándose que en todos los casos la asociación con el famoso constructor haga multiplicar por tres o cuatro veces estos números.

Carroll Shelby es recordado como uno de los pilotos norteamericanos más importantes de la inmediata posguerra y ganó las “24 Horas de Le Mans” en 1959 antes de retirarse de las pistas a causa de complicaciones cardíacas. Luego inició una fructífera actividad como constructor de carros de alto rendimiento que se extendió hasta su fallecimiento hace un lustro. (Flash del Motor).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *