“Mo” Nunn, uno de los últimos grandes creativos del deporte

mun1
Compartí este artículo!

mun1

Recibí las noticias en tu celular: Canal de WhatsApp Motorpy

La historia del deporte y la de los otrora tan frecuentes equipos “garajistas” ha sufrido una gran pérdida ayer miércoles con la noticia del fallecimiento a los 79 años de edad en EEUU del ingeniero británico Morris “Mo” Nunn, quien fue uno de los mejores en su área en categorías como la Fórmula 1 y los campeonatos norteamericanos de monoplazas IndyCar e Indy Racing League.

La noticia fue divulgada por el empresario Chip Ganassi, quien publicó en su cuenta personal en la red social Twitter:

“Fue el mejor del paddock en su época y era el mejor al sacar el máximo provecho de sus pilotos. Su influencia dentro de nuestro equipo aún está vigente”.

Mike Hull, Director General de la estructura de competición de Chip Ganassi, publicó al mismo tiempo en su cuenta personal:

“Nos entristece el fallecimiento de Morris Nunn, porque era un hombre de carreras en estado puro, uno de los arquitectos de la actual realidad de los diferentes equipos de Chip Ganassi. Entendía que dar prioridad al trabajo diario es lo que nos hace mejores y todavía hoy cada vez que me toca resolver algo en el trabajo, me pregunto antes a mí mismo en qué modo lo habría resuelto él”.

“Mo” Nunn nació en septiembre de 1938 en Gran Bretaña y permaneció activo en el deporte entre 1963 y 2005, primero como piloto y luego como ingeniero, diseñador y dueño de equipos.

Luego de no destacarse especialmente como piloto, Nunn prefirió enfocarse a lo que luego fue su vocación: diseñar autos de carrera y gerenciar estructuras de competición.

mun2

Publicidad
Perfecta

El ingeniero creó el equipo Ensign Racing Team en 1973 y lo mantuvo activo hasta 1982, participando en 133 eventos de Gran Premio y construyendo en ese lapso 155 monoplazas de carrera en una docena de especificaciones diferentes.

 

Desde su debut como constructor en el Gran Premio francés de 1973, Nunn impresionó por la notable ejecución y buen diseño de sus monoplazas, pero ser un constructor independiente le limitó mucho en una época en la cual ya las grandes marcas automotrices comenzaban a adueñarse del panorama de la F-1.

A pesar de tener un equipo pequeño, Nunn tuvo a su mando notables pilotos de F-1 incluyendo al tricampeón brasileño Nelson Piquet en sus inicios, al legendario Jacky Ickx y al Subcampeón mundial 1974 Clay Regazzoni, entre otros. Fue justamente en un auto diseñado por Nunn que el suizo Regazzoni sufrió el lamentable accidente que le dejó postrado en una silla de ruedas por el resto de sus días, aunque tanto el piloto como el ambiente exculparon al constructor.

Para el automovilismo latinoamericano el nombre de Nunn debe ser de infaltable recordación al ser la persona que dio su primera oportunidad en la Fórmula 1 al colombiano Roberto Guerrero y al venezolano Johnny Cecotto, habiendo también intentado dársela a otro colombiano, Roberto Londoño.

Roberto José Guerrero se mantuvo dos años con el equipo de Nunn y el venezolano Cecotto fue el último piloto en marcar puntos en F-1 con un carro diseñado y administrado por el británico. Ocurrió en el GP del Oeste de EEUU en marzo de 1983, cuando Nunn había aceptado asociarse con el empresario Teddy Yip para impedir el cierre de su equipo, que ya en ese momento se rebautizó Ensign Theodore.

mun3

Cuando las cosas en F-1 parecían no tener solución, Nunn recibió la invitación del empresario Chip Ganassi, quien le llevó a su equipo de la categoría Champ Car (actual IndyCar). Inició allí una larga cadena de éxitos individuales y totales con una gran cantidad de pilotos, incluyendo al italiano Alex Zanardi, que al no poder continuar en F-1 se recicló en el ambiente deportivo norteamericano y encontró en Nunn un perfecto interlocutor, ganando dos títulos.

En el año 2000, Morris Nunn decidió abandonar a Ganassi para volver a desarrollar un equipo propio, al cual llamó Mo Nunn Racing. Allí recibió a Alex Zanardi tras el breve intento de éste de reintegrarse a la F-1 y ambos habían logrado en el 2001 colocarse de nuevo en posición de luchar por victorias cuando la fatalidad les enfrentó al gravísimo accidente de Lauzitsring.

En sus últimos años activo como team-manager, Nunn inscribió autos en las clases IRL y Champ Car de la IndyCar en la temporada 2002, antes de la reunificación de estas. A partir de entonces su actividad se irá reduciendo hasta retirarse del negocio en el 2005.

Desde el momento en que Nunn se retiró de la actividad como dueño de equipo y team-manager hasta su fallecimiento, no perdió el contacto con el ambiente, ni con sus muchos amigos. En los últimos años era posible verle en los paddock, como visitante y recordando su larga trayectoria deportiva. (Flash del Motor).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *