Luca Cordero di Montezémolo dio el paso al costado en Ferrari

foto1
Compartí este artículo!

foto1

Recibí las noticias en tu celular: Canal de WhatsApp Motorpy

Como ya se había anticipado, los anuncios del CEO del Grupo Fiat-Chrysler Automotive (FCA), Sergio Marchionne, no dejaban al supremo de Ferrari, Luca Cordero di Montezémolo, más que elegir entre irse o seguir frente a Ferrari asumiendo que ésta, como subrayó Marchionne, es “una filial de Fiat” y “nadie es indispensable”.

Así, tras perder la independencia y autonomía que desde 1991 caracterizaron su gestión, Montezémolo finalmente anunció ayer su dimisión en un comunicado.

“Ferrari tendrá un importante papel en el Grupo FCA en la próxima emisión de acciones de Wall Street. Esto abrirá una fase nueva y diferente, que creo encabezará su CEO. Es el fin de una era, así que decidí dejar mi puesto como Presidente tras casi 23 maravillosos e inolvidables años, más los transcurridos junto a Enzo Ferrari en los 70”.

“Agradezco, en primer lugar y lo más importante, a los hombres y mujeres excepcionales de la fábrica, las oficinas, los circuitos y el ambiente de las carreras en el mundo. Fueron los verdaderos arquitectos del crecimiento de esta compañía, de sus muchas e inolvidables victorias y de su transformación en una de las marcas más sólidas del mundo. Un cálido abrazo de despedida y muchas gracias a los compañeros de la parte técnica y comercial, nuestros distribuidores en todo el mundo y, mucho más, a nuestros clientes y coleccionistas cuya pasión comparto con todo el corazón”. “También pienso en nuestros seguidores, que siempre nos apoyan con entusiasmo, sobre todo en los momentos difíciles. Ferrari es la compañía más maravillosa del mundo. Ha sido un gran privilegio y un honor ser su líder. Le he dedicado todo mi entusiasmo y compromiso. Junto a mi familia sigue siendo lo más importante en mi vida. Deseo a los accionistas – sobre todo a Piero Ferrari, que siempre ha estado a mi lado – y a todos en la empresa muchos años de éxito pues Ferrari se lo merece”.

Una nota oficial de Ferrari establece que la dimisión de Luca di Montezémolo se hará efectiva el 13 de octubre, tras el Gran Premio de Rusia. “Deseo agradecer a Luca a nombre de mi familia y a título personal por lo que ha hecho por la Fiat y la Ferrari’, dijo el Presidente de Fiat, John Elkann.

“A Luca van mis mejores deseos por su futuro empresarial y profesional con la esperanza, seguramente compartida, de ver nuevamente a la Ferrari triunfar”, añadió Elkann.

¿POR QUE SALE MONTEZEMOLO DE LA PRESIDENCIA DE FERRARI?

foto2

Ni los pobres resultados en Fórmula 1 ni las presiones del Banco de Santander, que condicionaba su patrocinio a la salida del “supremo” habrían sido la razón principal del conflicto corporativo que saca del escenario a Luca di Montezémolo.

Los expertos establecen que la dimisión de Luca di Montezémolo de Ferrari se debe a su mala relación con Sergio Marchionne, el CEO del Grupo Fiat Chrysler Automotive (FCA) y a sus diferentes visiones sobre el futuro de Ferrari.

Para Marchione, Ferrari es “una filial de Fiat” mientras Montezémolo siempre la gobernó con independencia, lo cual le permitió hacerla una de las marcas suntuarias más reconocidas del orbe. Marchionne pretende emplear ese prestigio en Wall Street, para apuntalar la fusión FCA. Montezémolo, en cambio, preveía impulsar los mercados orientales, que tanto han sonreído al Cavallino. Marchionne dejó claro que Ferrari debía respetar los lineamientos del Grupo FCA como cualquier otra filial, algo en lo que Montezémolo nunca creyó y que Enzo Ferrari jamás aceptó pese a soportar la inherencia de Fiat.

foto3

Los problemas familiares también habrían afectado la decisión de Montezémolo, quien fue yerno del magnate Giovanni Agnelli, pero cuya relación con los nietos de éste, John y Lapo Elkann, se ha venido erosionando.

Deportivamente la gestión de Montezémolo en Ferrari tiene dos etapas, una compartida con Enzo Ferrari entre 1974 y 1979 que reportó siete coronas de pilotos y constructores.

Publicidad
Chevrolet

La segunda, iniciada en 1991 como sucesor de Enzo Ferrari, le permitió rescatar a la empresa y al equipo de la quiebra, reportando catorce títulos con Michael Schumacher, Kimi Raikkonen y Felipe Massa, haciéndole el ente de más peso político de la F-1, mientras las ganancias apuntalaron al renqueante Grupo Fiat hasta que el auge de las operaciones en Brasil permite acometer la fusión con Chrysler, con lo cual Fiat asume personalidad global, como inevitablemente hará Ferrari.

Los malos resultados en F-1 desde el 2010 detonaron el divorcio; justamente en el ámbito deportivo Montezémolo cometió el único error grave en su gestión: firmar a Fernando Alonso. Incapaz de señalar públicamente la culpa del español en los sucesivos fracasos deportivos desde el2010, Montezémolo cayó víctima del asturiano quien forzó su dimisión tal como hizo con otros empleados claves.

Montezémolo hace un año estuvo cerca de expulsarle y no lo hizo, tentado otra vez con otro jugoso aporte del Banco Santander, el más influyente de los patrocinios en la máxima categoría. Alonso no sale totalmente ganador de esta batalla, pues el mismo día de la dimisión, muere de un infarto el Presidente del Santander, Emilio Botín, mecenas financiero que permitió al asturiano enquistarse en Maranello. Fin del drama y de una era.

MONTEZEMOLO PASO A INTEGRAR LISTA DE EX NOTABLES DE FERRARI

foto4

Con Luca di Montezémolo ya son casi veinte los altos cargos salidos de Ferrari desde el ingreso de Fernando Alonso en el 2010.

Todos habían logrado que el equipo rojo recibiera al español habiendo ganado ocho de los últimos diez cetros de constructores.

Todos, antes o después, fueron culpados de que Alonso no logre coronas con Ferrari. El primero fue Chris Dyer, Jefe de las operaciones de estrategia y box que tanto prestigio dieron a Ferrari en tiempos de Schumacher, Raikkonen y Massa. Expulsado a raíz de la derrota de Alonso en el GP de Abu Dhabi 2010. Luca Baldisserri – que relevó a Ross Brawn – salió en el 2011, tras surgir discordia en los temas de gestión y fue asignado a la Academia de Pilotos Privados.

Luigi Mazzola, Jefe del rendimiento en pista, fue sacado en el 2009 tras veinte años, cuando Alonso pidió reemplazarlo por gente que trajo de otros teams. Aldo Costa, diseñador de los carros con los que Ferrari conquistó sus últimos Campeonatos entre 2006 y 2008, fue despedido en el 2011 a raíz de la falta de competitividad del carro, terminando en Mercedes AMG. Luca Badoer, histórico piloto de desarrollo, fue redimensionado a lo largo del 2010 para dar paso a los españoles Marc Gené y Pedro De La Rosa. Felipe Massa, miembro de Ferrari desde 2000 y artífice de los triunfos con Schumacher, casi se corona en 2008 y fue paulatinamente relegado tras llegar Alonso, siendo reemplazado por Raikkonen en el 2014.

Rob Smedley, ingeniero Jefe de la estructura de apoyo a Massa, fue despedido junto con éste. Ahora es Jefe de Rendimiento en Pista en Williams. Stefano Domenicali sucedió con éxito a Jean Todt, sumando los últimos cetros rojos en el 2007 y 2008, ejecutó el ingreso de Alonso e impostó la gerencia de Ferrari para cumplir sus designios. Grave error que le costó el puesto.

Luca Marmorini, responsable de motores, artífice del récord de fiabilidad en Ferrari desde los tiempos de Schumacher, fue expulsado en el verano. Dos GP después, Alonso registra su primer abandono tras 29 grandes premios consecutivos en meta. Luca di Montezémolo ayudó en los ’70 a Enzo Ferrari a romper una sequía de 11 años sin coronas y volvió como líder en el 1991, salvando a Ferrari de la quiebra y estableciéndola como marca mundial.

Dio a Ferrari a inicios de siglo su mayor período de gloria técnica y deportiva, sumando catorce cetros de pilotos y constructores, tras un vacío de 21 años.

AHORA TAMBIEN PELIGRA EL FUTURO DE MATTIACCI EN FERRARI

foto5

Tras la dimisión de Luca di Montezémolo a la Presidencia de Ferrari, los ojos del mundo del deporte a motor se posan en Marco Mattiacci, Director General del equipo rojo, quien pasa a encabezar la lista de miembros con posibilidad de ser destituidos, reemplazando a Pat Fry.

Mattiacci fue designado por Montezémolo como reemplazo del anterior Director de Ferrari, el también italiano Stefano Domenicali, al inicio de la temporada europea en mayo y desde entonces emprendió una profunda reorganización en la cual fueron despedidos diversos directivos de nivel medio y alto, incluyendo al jefe motorista Luca Marmorini.

Hasta ahora, los planes reformistas de Mattiacci parecen funcionar lentamente y él afirma necesitar tres años para reconstruir al equipo, pero la dimisión de Montezémolo le coloca en una posición difícil, ya que su puesto en Ferrari no lo debe ni a su experiencia deportiva (no la tiene) ni al resultado positivo de su gestión en EEUU, pues allí Ferrari tiene un mercado cautivo, sino su parentesco con Montezémolo al estar casado con una de sus hijas. Esa posición ahora se hace frágil, sabiendo que los detonantes del divorcio entre Montezémolo y Fiat han sido su mala relación con el supremo del Grupo Fiat-Chrysler, Sergio Marchionne y los pésimos resultados en los últimos años en la Fórmula 1.

Su parentesco con Montezémolo pone en peligro el futuro de Mattiacci en Ferrari, salvo logre inmediatos resultados deportivos que avalen su gestión. Algunos opinan que ni siquiera eso detendrá a Marchionne en su intento de eliminar de Ferrari todo rastro de quien solo hasta el 13 de octubre será su Presidente. (Flash del Motor).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *