Jeep® Gladiator: A 60 años de su producción en Argentina

Compartí este artículo!

La marca de las siete barras celebra los 60 años del inicio de producción de su modelo Gladiator.

Recibí las noticias en tu celular: Canal de WhatsApp Motorpy

Un 20 de septiembre de 1963 salía de la línea de producción, la primera unidad de la pick-up Jeep® Gladiator. Un modelo que comenzó a comercializarse en los concesionarios a partir de enero de 1964 y que finalizó su producción en 1978 con más de 27 mil unidades producidas en nuestro país.

El flamante Gladiator estaba impulsado por el conocido y probado motor Continental 6L-226 de 3.707 cc y 115 hp, acoplado a una transmisión manual de tres relaciones Borg-Warner, con segunda y tercera marcha sincronizadas.  El modelo se ofrecía en dos capacidades de carga: 500 kilos (TA – 5PB) y 1.000 kilos (TA – 4PB). Esta última versión tenía un despegue de 225 mm mientras que en el TA – 5PB era de 210 mm. Estas diferencias se reflejaban en la altura final de 1.710 mm y 1.695 mm, respectivamente. El modelo con capacidad de carga de 1.000 kilos montaba neumáticos de 7.00 x 16 en tanto que el de 500 kilos llevaba otros de 6.70 x 16. Otra diferencia entre ambos modelos era la relación de mando final del diferencial, 4,56:1 en el TA – 4PB y 4,09:1 en el TA – 5PB.

Las versiones TA – 4PB y TA – 5PB disponían de tracción simple. La gama se completaba con la opción TA – 4PA de doble tracción equipada con una caja de transferencia con reductora selectiva de dos relaciones de alta y baja que permitía acoplar y desacoplar el eje delantero. Una importante mejora respecto al Jeep Pick-Up fue la adopción de una suspensión delantera independiente con barras de torsión y amortiguadores hidráulicos telescópicos de doble acción, configuración que mejoró la tenida y el confort de marcha. La suspensión trasera era a través de eje rígido con ballestas longitudinales semielípticas combinadas con amortiguadores similares a los del eje delantero.

De trazos rectilíneos y suaves, su cabina era ancha, amplia y confortable, con una extensa superficie vidriada y espacio para tres ocupantes que incluía un asiento enterizo con regulación de respaldo y longitudinal. Se montaba sobre un bastidor de largueros tipo “U” con 5 travesaños reforzados de acero laminado.

Una importante lista de opcionales podía mejorar su equipamiento entre ellos: reloj eléctrico, radio, calefactor, lava parabrisas, encendedor de cigarrillos y espejo exterior.

Publicidad
Chevrolet

El frontal era típicamente Jeep con una parrilla de barras verticales que incluían el logo sobre el borde inferior izquierdo.

A partir de 1965, la pick up Gladiator fue equipada con el nuevo motor Tornado Super Power, con árbol de levas a la cabeza y una cilindrada de 3.770 cc, que erogaba 130 hp a 4.200 rpm y entregaba una cupla motriz de 27 kgm a 2.000 rpm.

Otros cambios de importancia se dieron a conocer en mayo de 1967, cuando se presentó un restyling en su frontal con una nueva parrilla más ancha que integraba las ópticas en sus extremos. A partir de ese año fue incorporado el motor del Ambassador 380 de 145 hp, acoplado a una caja de velocidades ZF de cuatro marchas totalmente sincronizadas. Estas modificaciones fueron acompañadas por las nuevas denominaciones T-80 y T-1000, con capacidades de carga 700 y 1.000 kilos respectivamente.

En 1970 se completó la oferta con la incorporación de la nueva versión Jeep 1000 Diesel, impulsada por un motor Perkins 4-203 de 3 litros de cilindrada y una potencia de 71 hp.

La producción que se realizó íntegramente en la planta de Santa Isabel en Córdoba, finalizó el 30 de marzo de 1978 con un total producido de 27.811 unidades.

La vuelta al país de este icónico modelo fue en abril del 2021.