Audi, primera automotriz en tener permiso para a autos no pilotados en vías públicas de Nevada

TTS Pikes Peak Autonomo
Compartí este artículo!

TTS Pikes Peak AutonomoLa empresa alemana de autos de lujo Audi se convirtió en la primera automotriz en obtener permiso para realizar pruebas de sus vehículos de conducción automática en vías públicas del estado de Nevada (Estados Unidos).

Recibí las noticias en tu celular: Canal de WhatsApp Motorpy

El anuncio fue dado a conocer en la ferial electrónica CES que se lleva a cabo en Las Vegas y en la que las tecnologías de conducción automática están ocupando un lugar destacado.

Audi es la segunda compañía del mundo que logra la licencia de las autoridades de Nevada para realizar pruebas en vías públicas, con este tipo de tecnología.

El buscador de internet Google ya había recibido una licencia igual a la de Audi, pero la ha utilizado para probar vehículos que pueden circular sin la intervención humana.

Publicidad
Diesa

Audi, por su parte, centra su investigación en maniobras de “parqueo pilotado” y “conducción pilotada”, lo que define como la capacidad del vehículo para realizar operaciones “mundanas”.

Por ejemplo, el proceso de continuo avance y detención que se dan en condiciones de tráfico congestionado sería gestionado por el sistema de Audi pero el conductor podría recuperar el control del vehículo en cualquier momento que lo desee.

De igual forma, el “parqueo pilotado”  permitirá aparcar un vehículo de forma segura en espacios estrechos sin la intervención del conductor.

Audi ha estado al frente en la investigación de conducción automatizada. Uno de sus alcances más sobresalientes lo obtuvo en 2010 cuando el legendario Audi TTS Pikes Peak logró llegar a la meta de la legendaria montaña sin conductor a bordo en tan solo 27 minutos. Un logro impresionante si se tiene en cuenta de que se trata de una subida de 20 kilómetros con 156 curvas.

El Audi TTS Pikes Peak fue desarrollado en conjunto entre los especialistas de su Centro de Investigación Electrónica en el ‘Silicon Valley’ e investigadores de la Universidad de Stanford.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *