El sector automotriz se dirige hacia el cierre total debido al nuevo coronavirus.

Según lo previsto por Anfavea la semana pasada, el sector automotriz se dirige hacia un paro total de sus operaciones en Brasil. Este lunes 23, fue el turno de Jaguar Land Rover de anunciar la suspensión temporal de la fabricación de vehículos en Itatiaia (RJ) a partir del miércoles 25, con un regreso programado para el 27 de abril. Las áreas administrativas estarán en la oficina central y las áreas relacionadas con la producción seguirán el régimen del banco horario.

Renault y General Motors, por su parte, informan que han decidido anticipar el comienzo de las vacaciones colectivas anunciadas previamente. La marca francesa, que se detendría el próximo miércoles, decidió suspender la producción del Complejo Ayrton Senna, en São José dos Pinhais (PR), ya el lunes.

La decisión, según el fabricante de automóviles, se tomó después de que el Ministerio de Salud anunció el viernes 20 que todo el territorio nacional está bajo el estado de transmisión comunitaria del coronavirus (Covid-19). Con 7.500 trabajadores, Renault quedará paralizado hasta el 14 de abril y utilizará las herramientas de flexibilidad previstas en el convenio colectivo de trabajo durante el período.

General Motors anticipó las vacaciones colectivas de los trabajadores en la unidad de São José dos Campos (SP) del 30 de marzo a este martes (24). La medida también cubre las otras fábricas de la compañía en Brasil, es decir, a partir de mañana todo estará paralizado.

Jaguar Land Rover, a su vez, también informa que su oficina administrativa en São Paulo (SP) y Río de Janeiro (RJ) adoptó el régimen de la oficina en casa la semana pasada, el 16, una medida extendida en ese momento. (Auto Industria).