Los ingresos crecen un 5,5%, un 16,9% más en las ventas nacionales en Brasil y una caída del 22% en las exportaciones.

El buen desempeño del mercado interno compensó la caída en las exportaciones de Marcopolo este año, proporcionando ingresos netos consolidados de R $ 3.12 mil millones acumulados hasta septiembre, 5.5% más que en el mismo período del año último, que fue de $ 2.95 mil millones

Las ventas al mercado brasileño crecieron 16.9%, mientras que las exportaciones cayeron 22%, de R $ 888 millones a R $ 692.5 millones en la misma comparación. El ingreso neto, por otro lado, fue un 18,2% más alto: R $ 140,7 millones contra R $ 119 millones.

José Antonio Valiati, director financiero y director de relaciones con inversores de Marcopolo, dice que la compañía es consciente del comportamiento de la demanda de autobuses en el mercado brasileño y continúa centrándose en aumentar la competitividad, la calidad, la seguridad y reducir los costos.

"Después de ocho trimestres consecutivos de crecimiento, la producción brasileña de autobuses mostró su primera estabilidad en volúmenes absolutos en el tercer trimestre de este año, lo que no ha ocurrido desde el tercer trimestre de 2017. Interpretamos la pausa como un breve respiro contra una sólida base comparativa establecido en el mismo período del año pasado y no como una interrupción del proceso de recuperación de la demanda”, evalúa el ejecutivo.

Según el ejecutivo, las perspectivas de la compañía para el último trimestre del año son positivas, ya que la compañía aumentó su producción en las fábricas brasileñas desde principios de octubre para servir mejor al mercado interno. El entorno es propicio para la renovación de la flota y las inversiones en transporte público de calidad, con la tasa de interés básica en su nivel histórico más bajo, asociado con el crecimiento económico esperado. También hay signos favorables en las exportaciones.

Urbano y vial: el segmento urbano continúa creciendo internamente, con el mercado de São Paulo liderando la recuperación como el principal destino del modelo en el país. La producción de Marcopolo en los nueve meses fue de 4,798 unidades, en comparación con 4,883 en el mismo período de 2018, Una disminución causada por la reducción de las exportaciones.

En el segmento vial, hubo una caída de 3.24% en la producción -3,105 unidades contra 3,209 en el año anterior- debido a la fuerte base de comparación establecida en el tercer trimestre de 2018, generada por la anticipación de compras relacionadas con la entrada en vigencia del estándar de accesibilidad en estos modelos en ese momento. En micros, hubo un ligero crecimiento del volumen, con 1,870 unidades contra 1,828 unidades de enero a septiembre de 2018.

Lo más destacado fue la unidad de negocios Volare, la marca nacional líder en el segmento de vehículos de hasta 10,000 kg de PBT, que registró un crecimiento del 11.1%, con 2,026 vehículos fabricados contra 1,824 en el año anterior.

En las unidades externas, los aspectos más destacados fueron las filiales Marcopolo México y Marcopolo Australia. La unidad mexicana continúa beneficiándose de una mayor producción de autobuses, mientras que la operación australiana, después de la reestructuración en los primeros meses del año, revirtió las pérdidas y reportó ganancias de R $ 4,8 millones en el tercer trimestre. Entre los afiliados, lo más destacado continúa con Superpolo, manteniendo entregas para la renovación de la flota de Bogotá en Colombia.