La producción se detendrá de noviembre a enero para ajustes de línea.

PSA Group comienza a acelerar la renovación de su línea de vehículos en Brasil. La compañía anunció el martes (8) una inversión de $ 220 millones en la fábrica de Porto Real (RJ) para adaptar la línea de ensamblaje que producirá una nueva plataforma, CMP, acrónimo de Common Modular Platform, base para el futuro Peugeot Nacional y Citroën.

La transformación de la unidad, que emplea a unos 1.700 empleados en dos turnos, requerirá que la producción se cierre durante casi dos meses entre principios de noviembre y mediados de enero, aprovechando las vacaciones colectivas.

LUCAS: UN NUEVO PRODUCTO DE CADA MARCA POR AÑO EN LA REGIÓN DURANTE LOS PRÓXIMOS TRES AÑOS

psa porto real br 02

Varias áreas se someterán a mejoras de proceso o obtendrán nuevos equipos. Por ejemplo, está previsto instalar unos 30 nuevos robots en el estampado, donde ya funcionan otros 245 equipos similares. Las actividades de pintura y montaje también tendrán un alto nivel de automatización.

PSA asegura que la llegada de una segunda plataforma no significará el final del BVH1 actual, en el que se fabrican el Peugeot 208 y 2008 y el Citroën C3, Aircross y Cactus, el último vehículo realmente nuevo de la operación brasileña, presentado el año pasado. En la misma línea, dice PSA, vendrán los vehículos actuales y el futuro de la nueva plataforma.

“CMP es una plataforma modular altamente flexible que permitirá productos nuevos y más modernos en Brasil, además de los que produciremos en Argentina. Nuestra intención es lanzar un nuevo vehículo por año por marca en la región”, dice Patrice Lucas, presidente de Brasil y América Latina y miembro del Comité Ejecutivo de Groupe PSA.

El primero de ellos debería presentarse ya en 2020 y llegar al mercado a principios de 2021. El fabricante de automóviles agrega que revelará las cantidades involucradas en cada uno solo cuando se publiquen oficialmente.

Los productos derivados de la plataforma CMP, que variarán en Argentina y de los cuales también se importarán vehículos para complementar las líneas de Peugeot y Citroën aquí, serán fundamentales para que Lucas y su equipo logren su objetivo de alcanzar una participación de mercado del 5% en Brasil. de tres años, previsto en el plan "Virada Brasil", definido por el CEO global Carlos Tavares y presentado en marzo pasado.

De enero a septiembre, las dos marcas de PSA registraron 36.300 galvanoplastias en el país. El resultado supera en un 13% las licencias del mismo período del año pasado. Gracias a Citroën, que ya tiene a Cactus como modelo de la marca y PSA como el más vendido en el país y vio que sus ventas aumentaron de 14 mil en los primeros nueve meses de 2018 a 20 mil en 2019, un crecimiento de más 40% (Auto Industria).