Division suministrará a las marcas del grupo chino y tiene la intención de servir a otros fabricantes de automóviles.

Volvo Cars y su empresa matriz china Geely han decidido unir el desarrollo y la producción de motores a nivel mundial. La fusión dará lugar a una nueva unidad independiente que suministrará la próxima generación de motores de combustión y, sobre todo, electrificados para las marcas Volvo, Lotus, Lynk & CO y Geely Auto, así como para otros fabricantes de vehículos.

Volvo tiene la intención de que a mediados de la próxima década, sus ventas globales se dividan en partes iguales entre vehículos híbridos y eléctricos.

Con la creación de la nueva compañía, evalúa el fabricante de automóviles, ella podrá dedicarse por completo al desarrollo de todos los ensambles eléctricos, dejando los híbridos y la combustión convencional para la nueva unidad.

Aún así, Håkan Samuelsson, CEO de Volvo Cars, cree que la electrificación de la flota mundial será un proceso gradual, lo que significa que durante muchos años habrá una demanda significativa de motores híbridos más eficientes además de ofrecer unidades totalmente eléctricas.

“Los autos híbridos necesitan los mejores motores de combustión interna. Esta nueva instalación tendrá los recursos, la escala y la experiencia para desarrollar estos trenes de potencia económicamente”, dijo Samuelsson en un comunicado.

La nueva división implicará sinergias operativas, industriales y financieras. Reunirá a 3.000 empleados de las áreas de motores actuales de Volvo Cars y 5.000 empleados de Geely, incluidos profesionales de producción, investigación y desarrollo, compras, TI y finanzas.

Se están desarrollando planes detallados para el nuevo negocio, sujetos a negociaciones con los sindicatos y sujetos a la aprobación de las autoridades.

El Grupo Geely, que también incluye al fabricante británico de taxis LEVC y al fabricante de automóviles de Malasia Proton, vendió 2 millones de vehículos el año pasado, cerca de 640,000 unidades de la marca Volvo. (Auto Industria).