El espectáculo alemán también estará marcado por la gran cantidad de marcas que faltan.

El Salón del Automóvil de Frankfurt, el salón del automóvil más grande del mundo, abrirá sus puertas solo el próximo jueves (12). Aun así, uno puede saber que la edición 2019 del evento, que se celebró desde principios de la década de 1950, estará marcada por dos hechos: la ausencia de más de dos docenas de marcas y el dominio sobresaliente de los vehículos electrificados.

Frankfurt, en promedio, reúne a más de 800,000 visitantes durante sus diez días. Sin embargo, este gran público este año se verá privado de noticias de las principales marcas, incluso europeas, como Peugeot, Citroën, Volvo e incluso Ferrari, así como FCA, Jeep y Chrysler, pertenecientes a la FCA.

La justificación es la misma utilizada, por ejemplo, por el trío alemán BMW, Audi y Mercedes-Benz en los últimos años para estar ausente de los salones en los Estados Unidos o Asia: redirección y optimización de los fondos de marketing.

La participación en todos los espectáculos del género en todo el mundo representa grandes inversiones para las empresas y la idea ahora es participar de este dinero en sus propias acciones y estar presente solo en los salones donde pueden ser protagonistas, de hecho. Aún así, evitando uno u otro, dependiendo de la cartera de lanzamientos o noticias tecnológicas.

En el caso de Frankfurt, no hay duda de que las marcas locales realmente tienen algo que mostrar, especialmente en híbridos y eléctricos. Serán los aspectos más destacados de casi todos los stands, desde las marcas más populares y desde productos en masa hasta productos premium o incluso súper deportivos.

Ejemplos de esta gama son, por un lado, el primer Taycan eléctrico del sofisticado Porsche y, por otro, el Volkswagen ID3, que el propio fabricante de automóviles considera como un producto de importancia estratégica.

frankfurt 2019 02

Audi ya ha dicho que, además de una versión SUV del A1, tendrá al menos dos presentaciones electrificadas sorprendentes: el motor híbrido V8 RS6 station wagon y el IA Trail, que, según la compañía, es una vista previa del vehículo eléctrico todoterreno. del futuro

La gama de noticias electrificadas del compatriota Mercedes-Benz será mucho más amplia. Además de presentar un concepto de sedán totalmente eléctrico, se exhibirá la versión eléctrica de la camioneta de pasajeros de 405 km de largo, así como la escotilla enchufable y los híbridos de sedán A250e y la minivan B250e.

BMW exhibirá, junto con varios lanzamientos convencionales, el híbrido Sport Vision M Next de 600 caballos de fuerza. Practica deportes con el ligero híbrido Lamborghini Sian, no menos de 819 caballos de fuerza. Datos del fabricante italiano: aceleración de 0 a 100 km / h en 2,8 segundos y velocidad superior a 350 km / h.

En el carril central, Renault eligió el espectáculo alemán para lanzar la nueva generación de su SUV Captur líder en el segmento en Europa. Para no romper la regla, el modelo también ganará electrificación, además de las proporciones más grandes.

Para los bolsillos menos generosos no faltó el atractivo. El compacto Honda "e", ya presentado como concepto, ahora se mostrará en su versión de producción. Debería llamar la atención de los consumidores potenciales hacia el competidor también compacto y potencial Opel Corsa-e. Otra marca que apostará por los técnicos es Hyundai, con un concepto de cupé eléctrico.

La atracción correcta, independientemente de la tecnología bajo el capó, será el nuevo Defender. Después de casi siete décadas, el modelo históricamente rústico de Land Rover ha estado fuera de producción durante tres años y volverá al mercado el próximo año.

Y, como cualquier otro vehículo que desee longevidad en los mercados mundiales de hoy y especialmente en el futuro, no solo tendrá motores diésel, como en su primer largo recorrido, sino también una versión de gasolina híbrida enchufable. (Auto Industria).