El fabricante de automóviles planea usar solo energía limpia en 2050.

Alrededor del 11% de la energía consumida en las diversas unidades de General Motors en Brasil proviene de fuentes renovables. El índice todavía está por debajo del promedio mundial de la compañía, que alcanzó el 20% de las energías renovables el año pasado, según el reciente informe de sostenibilidad global de la compañía (www.gmsustainability.com), que apunta a utilizar energía 100% renovable en sus procesos de producción para 2050.

A pesar de esta diferencia con otros centros productores de GM, las fábricas de GM en Brasil han recibido inversiones y mejoras para reducir el consumo, aumentar la eficiencia del proceso y aumentar la participación de energía limpia en ellos.

La planta veterana de São Caetano do Sul (SP), por ejemplo, tiene un sistema de calefacción solar para el agua utilizada en las duchas de los vestuarios. Se instalaron 280 paneles solares en el techo de la fábrica, con un área combinada de 560 m². Proporcionan agua caliente para 300 duchas, lo que equivale a un consumo diario de 900 hogares.

La unidad Joinville (SC), la más nueva de la compañía, inaugurada hace solo 6 años, fue la primera en la industria automotriz brasileña en tener un sistema de generación de energía solar fotovoltaica.

El sistema suministra áreas de producción y oficinas y, según GM, evita emisiones de 10.5 toneladas de CO2, equivalente a la energía que consumen 220 hogares anualmente. La energía solar también se usa para calentar 15,000 litros de agua por día, reduciendo los costos de gas natural y evitando 17.6 toneladas de emisiones de CO2 por año.

La compañía también ha atacado en otro frente para reducir su consumo: la iluminación de las unidades de São Caetano do Sul, Mogi das Cruzes y Gravataí ahora está en LED. Con tecnología, la compañía asegura que ha ahorrado un 60% en consumo de energía para iluminación.

“Un paso importante antes de la adopción de fuentes de energía renovables son las medidas destinadas a la eficiencia energética y la consiguiente reducción del consumo. Si observamos los últimos 15 años, nuestra reducción del consumo de energía por vehículo producido ha alcanzado el 57%”, recuerda Glaucia Roveri, Gerente de Energía y Servicios Públicos de GM, América del Sur. (Auto Industria).