Un total de 1.062 unidades de camiones nuevos ingresaron al país al cierre del mes de abril, reportando un crecimiento de 13,1%.

El segmento de Camiones aumentó 21,6% (1.037 unidades), mientras que el segmento de Ómnibus descendió 70,9% (25 unidades).

Por otro lado, el área de vehículos livianos se mantuvo en baja con -13,1%. Los segmentos Furgón, Camioneta, SUV y Automóvil decrecieron con -32,9% (98 unidades), -27,5% (2.221 unidades), -7,9% (3.141 unidades) y -7,2% (4.180 unidades) respectivamente. El segmento Minibús creció 46,4% (82 unidades).

2

La importación total de automotores sufrió una caída de 11%. El valor total de importación llegó a USD 188.108 millones, 15,7% menos respecto al año anterior.

Estas cifras, superan las expectativas que se tenían al cierre del mes de febrero pasado, cuando se informaba que se registraron el arribo de 5.524 unidades de vehículos y camiones, representando una caída de 8,1%. Según el reporte del Departamento de Estadísticas de CADAM, el valor de importación alcanza USD 93.392 millones, 15,9% menos en comparación al año anterior.

En ese mes el área de vehículos mantuvo su caída con -10,2%. El segmento con mayor decrecimiento continúa siendo el de Camionetas, con -27% (1.130 unidades), seguido por el de SUV con -18,8% (1.496 unidades).

3

Los segmentos Furgón y Minibús mantuvieron su incremento con 35,8% (72 unidades) y 18,6% (51 unidades) respectivamente. El segmento de Automóvil recuperó su crecimiento con 8,3% (2.239 unidades).

La importación de camiones nuevos alcanzó 17,8% de crecimiento con 536 unidades ingresadas. El segmento de Camiones aumentó 23,3% (523 unidades) al cierre del segundo mes, mientras que el segmento de Ómnibus cayó con 58,1% menos respecto al año anterior (13 unidades).

4

La caída de las importaciones refleja la retracción en las ventas que se vienen dando desde el último cuatrimestre del 2018, que asimismo redujo el crecimiento del año que registró buenos números durante el primer semestre. En estos dos primeros meses se sintió más la caída de las ventas, pero es apenas inicio de año como para comprometer las perspectivas respecto cierre del 2019.

Sin embargo, al sector le preocupa “los ruidos de tambores” que anuncian la creación de nuevos impuestos. Esto sería lo más inoportuno en un año difícil, ya que produciría mayor desaceleración y propiciaría el incremento de la evasión, punto importante al que no se ha puesto la atención y empeño suficiente.

5

Otro proyecto, del que se conoce su inminente tratamiento en el parlamento, es la autorización para la importación de autos eléctricos usados. Esto traería consecuencias realmente dañinas para el medio ambiente, inclusive más graves que las que genera la importación en masa de vehículos a combustión usados en vida útil terminal.

Hay que tener en cuenta que los autos eléctricos usados no serán destinados a la población con baja capacidad de pago, ya que los mismos son autos de altísimo costo aun para nuestro mercado.