La primera fábrica 100% Nissan en Brasil ya ha recibido USD $1,700 millones de inversión y cuenta con más de 2,500 operarios

El Complejo Industrial de Nissan en Resende completa hoy lunes 15 de abril cinco años de operaciones en Brasil contribuyendo a la evolución de la marca japonesa en Brasil y Latinoamérica. La planta alcanzó un volumen récord de producción de 106,000 unidades en el año fiscal 2018 —del 1o de abril de 2018 al 31 de marzo de 2019—. Este logro fue posible, principalmente, al éxito del crossover Nissan Kicks, que empezó a producirse en la ciudad del sur de Río de Janeiro en 2017 y se consolidó como uno de los líderes del segmento de los SUVs compactos en el país.

A lo largo de esos cinco años, la fábrica de Resende, que es la primera 100% Nissan en Brasil y en América Latina, ya produjo más de 300,000 vehículos. La fábrica comenzó sus actividades pocos días después de que fuera creada la organización regional Nissan América Latina, que engloba un total de 38 países y que también está completando cinco años.

Los primeros productos fabricados en Resende fueron el compacto Nissan March y el motor 1.6 16V flexfuel, producidos bajo el más alto estándar japonés. La unidad siguió creciendo a lo largo de los años y actualmente es responsable también por la producción del Nissan Versa y del motor 1.0 12V flexfuel, además del Kicks.

El Complejo Industrial de Nissan en Resende ya ha recibido USD $1,700 millones de inversión y posee un ciclo completo de producción. Las actividades de la unidad van desde el área de estampado hasta las pistas de pruebas, pasando por chapa y pintura, inyección de plásticos, montaje e inspección de calidad, además de la fabricación de motores. La planta cuenta con más de 2,500 operarios que trabajan en dos turnos.

rese2

"El Complejo Industrial de Nissan en Resende alcanzó marcas importantes a lo largo de estos años. Fueron más de 300,000 vehículos producidos para los mercados interno y externo. Esto demuestra que estamos consolidando nuestras operaciones en Brasil y refuerza el compromiso con el país. En Resende, tenemos un equipo de miles de operarios comprometidos en entregar a nuestros clientes productos hechos en el país con la calidad e innovación japonesa", dijo Marco Silva, presidente de Nissan Brasil.

Además de atender las demandas del mercado brasileño y las necesidades de los consumidores locales, el Complejo Industrial de Resende es un importante centro de exportación para América Latina. Los modelos producidos en Resende se envían a ocho mercados de la región: Argentina, Bolivia, Chile, Costa Rica, Panamá, Perú, Paraguay y Uruguay.

La unidad del sur de Río de Janeiro utiliza la tecnología a favor de la sociedad y sigue los pilares de la Nissan Intelligent Mobility, visión de la marca para transformar la manera de conducir, impulsar e integrar los vehículos en la sociedad. Cuenta con 97 robots y 167 AGV's (Automatic Guided Vehicles), vehículos guiados automáticamente, que son responsables de optimizar el tiempo de producción y que facilitan el proceso y el transporte de los coches en línea.

El uso de los AGV's y los robots contribuye a la reducción de emisión de gases de efecto invernadero, ya que utilizan baterías eléctricas recargables. Pero el compromiso ambiental va más allá. El proyecto de la fábrica prioriza la utilización de iluminación natural con ventanas amplias y claraboyas en los techos, y con el uso de lámparas LED, que aprovechan la energía un 80% más en comparación con la iluminación incandescente.

rese3

Se presta una atención especial al sistema de tratamiento de residuos utilizados en el proceso productivo para la reutilización del agua y la segregación de residuos sólidos para su correcto destino de descarte. El objetivo es reducir constantemente las emisiones de CO2 y la generación de compuestos orgánicos volátiles (COV's) provocados por la producción.

La pintura, por ejemplo, sigue el moderno y sustentable sistema 3 wet, en el que la aplicación de la base y del barniz se hace inmediatamente después del primer y esto hace que el proceso sea más corto reduciendo el consumo de energía. Los robots utilizan cartuchos de pintura, lo que reduce la pérdida de pintura y solventes y disminuye la emisión de compuestos orgánicos volátiles (COV's) lo que hace que la operación sea más sustentable. Para eso, también es fundamental el uso del agua como base de la pintura.

El foco de Nissan para tener una producción ambientalmente más amigable sigue más allá de las paredes de la unidad industrial brasileña. El entorno del complejo cuenta con un cinturón verde, que ocupa un área de doce hectáreas y que está formado por árboles de veinte especies del bioma local.

Con la inauguración en 2018 de la fábrica de pickups Nissan Frontier en Córdoba, Argentina, la planta de Resende comenzó a trabajar de manera integrada y buscando sinergias de buenas prácticas con la unidad del país vecino. Durante la preparación del inicio de fabricación de la pickup, se enviaron a Córdoba a varios operarios de Resende para contribuir con el equipo argentino. Juntas, representan los dos centros de producción de Nissan en América Latina.


Redes Sociales