Sólo en 2019 se prevén otros 56 puntos, una expansión del 30%.

Parte del plan estratégico Virada Brasil, Peugeot y Citroën persiguen el objetivo de doblar la red de concesionarias en cuatro años. Por la meta, tendrá 364 tiendas repartidas entre las dos marcas. Hasta el final de 2019, están previstas la apertura de 56 tiendas, lo que representará un crecimiento del 30%, pasando de los actuales 189 a 245 puntos en todo País.

Con el ritmo de expansión, el Grupo PSA espera obtener un 5% de participación de mercado en 2021. En el acumulado del primer trimestre del año, las marcas cerraron el período con el 2% de las ventas de automóviles y comerciales ligeros, con 11,6 mil unidades negociadas en el mercado de 581.400 vehículos.

De acuerdo con las marcas, el Virada Brasil está calcado en pilares de sostenibilidad, crecimiento continuo y satisfacción del cliente a fin de promover un futuro rentable y eficiente. En la estrategia se produjeron renovación de productos y lanzamientos, así como la readecuación de red, con la salida de parte de los grupos existentes, además de la reformulación de los servicios de postventa al crear el Peugeot Total Care y el Citroën & You.

"Hemos definido nuevos estándares en Brasil, mirando principalmente la satisfacción y encantamiento de nuestros clientes", cuenta Ana Theresa Borsari, directora de las marcas en el país. "Ahora, con el anuncio de expansión y apertura de nuevos puntos, vamos a conquistar a los consumidores experiencias únicas, que parten de la más alta calidad de nuestros productos y servicios.

La ejecutiva cree que llegó la hora de las marcas para crecer en el país, pues revela que toda la reestructuración interna, de procesos y de gama fue finalizada, creando espacio para ampliar la participación de las marcas en el mercado brasileño.

La expansión de la red seguirá modelo ya experimentado en Europa, en el que las concesionarias atienden tanto a Peugeot como a Citroën. El concepto aprovecha las características comunes de los vehículos en los servicios de taller, pero preserva las identidades de las marcas en ambientes opuestos.

"Teníamos justamente este gran diferencial para utilizar aquí: un modelo de concesionario bi marca, con una sola estructura, pero concebida con espacio y lenguaje visual distintos, de acuerdo con las identidades y concepción única de los productos de cada marca", recuerda Marcelo Merani, director de desarrollo de la red. (Auto Industria).