motorflex

Mucha gente que gusta de los automóviles se ha visto confundida en los últimos tiempos al observar la continua utilización del termino "equipado con un motor flex, flex-fuel o hi flex bicombustible" y se ha preguntado el significado de estas palabras.

 

La repuesta es clara y fácil. Estos terminos hacen referencia sobre la tecnología que permite a los vehículos, equipados con este tipo de motor funcionar indistintamente con nafta o alcohol o la mezcla de los dos.

Este sistema ha revolucionado, principalmente a la industria automotriz brasileña.

Los vehículos bicombustibles, lanzado al mercado del vecino país a mediados del 2003, se convirtieron ya ahora en un fenómeno de ventas, a tal punto que en abril pasado el 90% de los automoviles vendidos tenían esta tecnología y las expectativas es que la venta de los autos con motores flex llegue, en el año 2.012, a 2,3 millones de unidades.

El litro de alcohol rinde menos que la nafta, pero en compensación es cerca del 50% más económico, un argumento decisivo en estas épocas de petróleo por las nubes.

Las principales ventajas del motor Flex son, básicamente, tres: libertad de elegir el tipo de combustible; mejor desempeño (más caballos de fuerza, mayor torque y velocidad) y mayor economía (menor consumo), favoreciendo así el cuidado del medio ambiente.

El flex que existe en Estados Unidos, Canadá, Japón y Suecia, donde un número reducido de automóviles puede funcionar con una mezcla de 85 por ciento de nafta y 15 por ciento de etanol (alcohol etílico), pero en Brasil esa tecnología se perfeccionó para que los motores funcionen con cualquier cantidad de uno u otro.


Redes Sociales

PUBLICIDAD SERVITES

Catalogo Web Feed