19 Octubre, 2018

Banner TACPy

TACPy

Banner Baic

Los fans recordaron a Elvis Presley a través de sus carros

elvis1

Numerosos fanáticos de todas las edades y de casi todos los lugares del mundo quisieron hacerse presentes de una forma u otra para recordar al cantante norteamericano Elvis Aaron Presley, en ocasión de cumplirse ayer 82 años de su nacimiento en la localidad de Tupelo, en el estado de Mississippi, eligiendo muchos de ellos evocar su pasión por los automóviles.

 Presley tuvo su primer automóvil al cumplir la mayoría de edad, hacia 1953, cuando su padre adquirió por unos 100 dólares un Lincoln sedán de 1942, en muy malas condiciones. El cantante empleó ese carro para hacer sus primeras presentaciones artísticas y algún tiempo después, con el dinero ganado, pudo adquirir un sedán Cadillac usado, en mejores condiciones.

Los biógrafos del cantante reseñaron que el primer carro adquirido nuevo por Presley fue un sedán Cadillac de 1955, que hizo pintar de rosado para regalarlo a su madre. El auto todavía se conserva en la residencia (hoy museo) del cantante en Memphis.

Uno de los carros más famosos de Elvis fue también uno de los que más quiso el cantante: un Continental Mark II de 1956 que el cantante adquirió nuevo e hizo que le entregaran en Miami, para coincidir con una serie de presentaciones realizadas en aquella ciudad.

Presley condujo su Continental Mark II mucho más de lo que condujo sus demás autos y lo conservó hasta muy pocos meses antes de su fallecimiento, en agosto de 1977, cuando lo vendió a un particular. El carro se encuentra en el museo del cantante en Memphis, gracias al acuerdo de leasing suscrito con el propietario de aquel auto, quien habría accedido a venderlo definitivamente a los herederos del cantante tras su muerte.

Elvis2

Durante toda su vida Presley expresó públicamente su gusto por los vehículos de marca Cadillac, de los que año tras año solía comprar docenas de unidades para regalarlas a sus amigos o empleados, pero el cantante en privado prefirió los productos Lincoln, que compraba para su uso personal.

Otro famoso auto del cantante fue el Stutz Blackhawk de dos puertas adquirido directamente a los dueños de esta empresa. Presley, al ver el prototipo, se quedó prendado con él y ofreció comprarlo pero no se lo vendieron. Luego insistió en tener el primer Blackhawk construido en serie, que ya había sido vendido al cantante Frank Sinatra, pero que Elvis acabó adquiriendo al ofrecer hacer gratis algunas presentaciones publicitarias para Stutz.

Los Blackhawk se combinaron muy bien con el gusto automotor de Elvis Presley quien luego compró otras unidades. Una de ellas, de color negro con tapicería roja, se mantiene en el museo del cantante y fue el último carro que éste manejó en vida, cuando lo usó para ir al dentista varias horas antes de fallecer de un infarto.

Los biógrafos han afirmado que el último auto adquirido por el cantante fue un Lincoln Continental Mark V de 1977, pero aparentemente no vivió para recibirlo. El último carro que compró directamente habría sido un Cadillac. También esta marca produjo los autos que formaron el cortejo fúnebre de Elvis, todos nuevos a estrenar. (Flash del Motor).

Motor Sport