Los recursos se aplicarán entre tres años y también permitirán la ingeniería local para proyectos globales, según informa Auto Industria.

Las dificultades mencionadas por Mercedes-Benz y Audi para justificar la interrupción del ciclo de producción de sus vehículos premium en Brasil el año pasado no parecen afectar a otro gran fabricante de automóviles alemán. BMW en tierra no ha renunciado a su funcionamiento local, un timbre que está dando marcha atrás en él.

Este 18 de julio, la empresa anunció una inversión de R $ 500 millones durante los próximos tres años en la planta de Araquari, SC, para incrementar la contribución de la ingeniería local a los desarrollos globales y ampliar el portafolio de vehículos ensamblados localmente, incluyendo un modelo anterior. sólo mantenido en secreto por la Junta en AlemaniaBMW2

El valor anunciado equivale a más de un tercio de los aproximadamente R $ 1,3 mil millones que BMW ha invertido en Santa Catarina desde 2014, cuando inauguró la unidad que vendió 75 mil vehículos para el mercado interno y, inicialmente, también para exportación. La idea es, en principio, convertir la planta en una base de exportación para otros países de la región.

Gran parte de esta nueva contribución se destinará a dotar a la ingeniería brasileña de más recursos para el desarrollo de software de digitalización que darán forma a los proyectos globales del montaje. “Vamos a invertir para reforzar nuestro compromiso con nuestros clientes en la producción de nuevos modelos y el desarrollo de nuevas tecnologías para el país”, dice Aksel Krieger, CEO y Presidente de BMW Group Brasil.

Antes, sin embargo, la inversión también se traducirá en la producción local de todas las versiones de combustión de las nuevas generaciones de SUV X3 y X4, lanzados en Europa hace seis meses y que estarán a la venta próximamente: X3 M40i, X4 xDrive 30i M Sport y el X4 M40i, que, según la marca, “será el vehículo más potente y tecnológico fabricado en Brasil, con un motor de 387 caballos de fuerza”.BMW3

Alexander Wehr, presidente y CEO de BMW Group para Latinoamérica, descartó la producción local de modelos eléctricos e híbridos en el corto plazo. Pero en el cerro sus puertos y condicionamos los movimientos en ese sentido a la demanda del mercado interno. “Brasil es, sin embargo, el mercado con mayor potencial de América Latina, que tiene una economía diversificada, una población joven y está abierto a las nuevas tecnologías”, declaró.

La llegada de nuevos productos no se extenderá, por el momento, a la planta de unos 700 empleados en Araquari, admite la empresa. La unidad tiene una capacidad de producción instalada de alrededor de 10.000 por año, la misma cifra que Otávio Rodacoswiski, gerente general de la fábrica, espera ver consolidada en 2022.

 


Redes Sociales

PUBLICIDAD SERVITES

Catalogo Web Feed