Presente en el país desde hace 65 años, Meritor Brasil logra uno de sus objetivos de sustentabilidad. El fabricante líder de ejes y sistemas de transmisión se adhiere al programa de vertido cero al eliminar el 100% de sus desechos industriales y sanitarios de manera controlada, eliminando su disposición en vertederos. La iniciativa forma parte de la política ambiental de la corporación, que busca continuamente las mejores prácticas en su sistema de gestión.

La política ambiental de Meritor Brasil prevé el desarrollo continuo de las mejores prácticas en este sector, inicialmente en cumplimiento de la legislación vigente en el país, pero siempre vinculado a una ganancia ambiental, como la adopción del certificado ISO - 14001 hace 21 años.

En la valoración de Felipe Pereira, Analista Ambiental de Meritor Brasil, “más que eliminar el relleno sanitario en sí a la sociedad, es fundamental evaluar las posibilidades de devolver los residuos en forma de materia prima y, así, completar el ciclo de vida útil del entradas. Hoy, aquí en Sudamérica, tenemos más de quince tipos diferentes de residuos, con diferentes destinos y, hasta inicios de 2021, teníamos algunos residuos depositados en rellenos sanitarios por falta de opciones tecnológicas y adecuadas, incluso en cumplimiento de la legislación, ya que estaban con las mejores soluciones disponibles”.ZERO2

En este sentido, una de las obligaciones de Meritor Brasil, dentro de la política ambiental corporativa, es buscar soluciones prácticas y sostenibles en el mercado. Este concepto se ha ido fortaleciendo. Algunas empresas asociadas han comenzado a ofrecer soluciones de reciclaje de materiales no inertes. “Por eso, desde enero de 2021 venimos destinando estos materiales al reciclaje energético, es decir, ahora se utilizan como fuentes de energía en los procesos de alimentación de hornos”, explica Pereira.

Residuos de fábrica - Por definición, los residuos sólidos se subdividen en residuos peligrosos y no peligrosos, que son reciclables, como papel, cartón, plástico, metal, que se han destinado al reciclaje durante años. En cuanto a los residuos peligrosos, actualmente son tratados mediante procesos certificados como coprocesamiento de residuos sin condiciones de reinserción y re-refinado en el caso de los aceites usados.

El principal residuo de fábrica a tratar son las virutas metálicas (raspado de piezas del proceso de mecanizado). Las virutas de metal son compradas por Gerdau y se convierten en barras de refuerzo, utilizadas en la construcción civil. Cada año, más de 5.000 toneladas de este material se reinsertan en la cadena de producción.

 


Redes Sociales

PUBLICIDAD SERVITES

Catalogo Web Feed