Las ventas de modelos se cuadruplicaron después de que comenzara la fabricación en Brasil, según Auto Industria.

Producido en la fábrica de São Caetano do Sul, SP, desde el início del año passado, la nueva generación de Chevrolet Tracker acaba de producir 100 mil unidades fabricadas en Brasil, de las cuales 2/3 fueron comercializadas internamente y el restante exportado para países de América del sur.

Para albergar la línea de la nueva generación de SUV compactos, General Motors invirtió en la revisión mayor de su planta ABC de São Paulo, en un proceso que involucró dos años de construcción. “Hemos implementado varias tecnologías nuevas de la industria 4.0 que han traído ganancias no solo en productividad, sino principalmente en seguridad, ergonomía y calidad”, recuerda Luiz Peres, vicepresidente de manufactura de GM Sudamérica.TRACKER2

Con base en la producción local, el SUV Chevrolet ganó un impulso significativo en el país. Sus ventas alcanzaron las 16.045 unidades en el primer trimestre, ubicándose el modelo en el tercer lugar en el ranking del segmento, detrás del Jeep Renegade y Volkswagen T-Cross, según datos de Fenabrave. En comparación con el mismo período del año pasado, cuando solo se vendieron 4.200 unidades, sus ventas se cuadriplicaron.

El nuevo Tracker, que utiliza una nueva arquitectura global, tiene un motor turbo. Incorpora elementos de conectividad, como Wi-Fi nativo, además de comodidad, como el asistente de estacionamiento automático, y seguridad, entre ellos la alerta de colisión con sistema autónomo de frenado de emergencia.

 


Redes Sociales

PUBLICIDAD SERVITES

Catalogo Web Feed