Una historia muy particular se escribió entre la figura de este consagrado profesional inglés de la mecánica y el automovilismo paraguayo.

No se pierda de leer hasta el final esta crónica que forma parte de la gran historia del Rally Nacional, a 50 años de la primera edición de su cita más tradicional y popular, el TransChaco Rally.

El mes de abril que se despide del calendario 2021 se ha llevado a miles de personas muy queridas en todo el mundo y también de nuestro país a raíz de la maldita pandemia del Covid-19.

También se han ido personalidades que alguna vez se han vinculado a nuestros compatriotas y a actividades deportivas muy populares, como el automovilismo que es la rama que a nosotros nos ocupa.

 Sutton 2

En la noche del pasado 7 de abril se ha confirmado la triste noticia de la muerte de David Sutton, toda una personalidad en el rubro motor y muy especialmente en la categoría de los rally, que desde luego es la rama mecánica más popular de Paraguay.

Para un simple lector que no sea seguidor del deporte tuerca no sería resonante este nombre, pero si para los fanáticos de esta actividad.

El ciudadano de origen británico fue uno de los preparadores más reputados de la primera época del Campeonato Mundial de Rallyes, una actividad que rige la Federación Internacional del Automovilismo (FIA).

Sutton, fue el alma mater del equipo Ford con el que el piloto finlandés Ari Vatanen y su copiloto David Richards logró el título Mundial del WRC en año 1981 al volante del histórico Escort MkII pintados de la marca tabacalera Rothmans.

La temporada de 1981 es recordada por muchos por la llegada del Quattro de Audi, pero fue el equipo de Sutton con sede en Londres el que encabezó la consagración de Vatanen y Richards.

 Sutton 3

"Esa temporada de 1981 fue como toda mi carrera en un año", dijo Vatanen al recordar a Sutton tras anunciarse su fallecimiento. "Pasamos increíbles momentos algunos muy bajos. Yo ganaba y luego me estrellaba contra un camión, como en Costa de Marfil.

Pero todo el tiempo, David llevaba esa gran sonrisa. Siempre la gran sonrisa. Y cuando cometía errores, venía y me rodeaba con su brazo; teníamos una relación un poco como la de un padre y un hijo. Era fantástico y deja un hueco muy grande para el deporte".

Richards, por su parte dijo: "Ari y yo tenemos mucho que agradecer a David. Vivía en el corazón del equipo. Su nombre estaba encima de la puerta y tenía sus brazos alrededor de todos los aspectos de la operación. La temporada de 1981 fue una verdadera historia de David y Goliat".

 Sutton 4

LE LLEVO LA TEMIBLE ENFERMEDAD DEL CÁNCER

La enfermedad del cáncer se ha llevado al británico y su partida a los 81 años puso de luto a la familia de los rallyes.

Esa noche del día 7 de abril la familia Sutton confirmo la muerte de David, uno de los personajes claves de la especialidad en la década de los setenta y ochenta.

Sutton también tuvo que ver con Audi a finales de 1981, alineando los coches de Audi UK para Hannu Mikkola, Stig Blomqvist y Michèle Mouton.

En el campo de los negocios, la partida de Audi del Mundial afectó duramente a Sutton en 1986, cuando acababa de mudarse a unas instalaciones más grandes en Daventry. Abrió un concesionario Volkswagen Audi y superó esos tiempos difíciles.

En el año 2003 su equipo alcanzo un segundo título mundial, cuando Martin Rowe pilotó un Subaru Impreza de Grupo N y cosecho el título mundial de coches de producción.

 Sutton 5

SE RELACIONÓ CON EL AUTOMOVILISMO PARAGUAYO

David Sutton, fue uno de los preparadores más reputados de la primera época del Mundial de Rallyes y su figura también se vinculó con las pruebas de carretera de nuestro país.

En el año 1977 la pasión por el Rally del Chaco ya era una realidad, después de su primera edición de 1971, cuando todo se iniciaba como una simple aventura.

El popular piloto Héctor Omar “Negro” Risso, acompañado por el ya desaparecido también fanático de los autos, Fabio Ferreira y Antonio Celauro, funcionario de Tape Ruvicha, la casa representante de Ford en Paraguay, viajaron a la sede de los talleres de Sutton.

 Sutton 6

Risso y Ferreira, fueron con la misión de ver el auto Ford Escort del Grupo A, el RS2000 que vendría para correr ese año el Rally del Chaco y se hizo de la victoria de la general. Esta unidad fue el primer pura sangre en conformar el lote de autos de carrera del país.

Celauro, por su parte, era el traductor oficial de ambos deportistas, que hicieron gran amistad con el jefe supremo de la marca del óvalo en su faceta deportiva.

 Sutton 7

SU PASO POR EL SUELO PARAGUAYO

El mismo año 77, llegan ya cerca de la fecha de la cita chaqueña el primer auto Grupo A, o sea hecho para competir. El arribo de la unidad se dio por vía aérea en un máquina de Iberia.

Igualmente y acompañando la unidad de Risso llego otro Ford Escort 1.300 que la corrieron Fabio Ferreira y Luis Centurión.

Ya para el desarrollo del Chaco, llega al país el mismo Sutton y fue acompañado por Yohn O’ Conor, que mucho tuvo que ver con el auto que vino para correr Risso, quien fue acompañado por Kato Di Tore.

 Sutton 8

La presencia de Sutton fue efectiva para un mayor relacionamiento de este ciudadano británico, especialmente con la Familia Pappalardo, en donde la figura de Don José y Conrado “Teruco” eran los jefes del gran equipo que ponía en los rally y más especialmente en el Chaco las unidades Ford.

Sutton, se volvió un fanático de las interminables tertulias chaqueñas y los encuentros en el domicilio de Conrado para degustar los inigualables sabores de nuestros pescados de ríos.

 Sutton 9

UN INTEGRANTE MÁS DEL EQUIPO NACIONAL

A su regreso a su pago Sutton ya se convirtió en un integrante más del equipo de Tape Ruvicha y fue el gran proveedor de repuestos y asistencias a las unidades que llegaron a Paraguay y que marcaron toda una época dentro de la prueba madre del deporte motor nacional.

En el mismo año 1977, a Sutton y O’Conor, les acompaño David Dyke, otro mecánico británico, integrante de la casa Ford dentro del equipo oficial.

La llegada del RS2000 que gano en su primer año de carrera dejo una marca importante de la asistencia de Sutton y su gente y fue el punto de partida del posicionamiento del equipo oficial de Tape Ruvicha, en los meses posteriores.

Fue así que en 1978 se produce el arribo al país de preparador sudafricano, George Botha, que se encargó de manejar toda la parte técnica del equipo oficial de Ford Tape Ruvicha y lo puso a un nivel aun impensado para aquellos tiempos para el automovilismo deportivo paraguayo, alineado a más del Negro Risso a pilotos como Fabio Ferreira, Luis Centurión, José Manuel Abreu y también a Marco Tati Galanti, Alfredo Luis Jaeggli, Juan Carlos Calvo, Miguel Angel Napout Inocencio Zarate y Jorge Conejero.

 Sutton 10

UN RELACIONAMIENTO MÁS EFECTIVO EN 1982

En el año 1982, año en que en Argentina recibe una primera carrera del Mundial de Rally con cabecera en la ciudad de Tucumán, el relacionamiento de los nuestros con integrantes del equipo Ford oficial se puso aún más sólido.

Risso, acompañado de Di Tore, Ferreira y Centurión concurrieron a la cita tucumana y se hicieron muy amigos de Ari Vatanen, que ese año sufrió un accidente con su Ford en esa competencia.

El equipo paraguayo de Risso y sus acompañantes asistió a Vatanen tras su accidente y creció mucho más el relacionamiento del equipo Ford con su satélite en Paraguay, algo impensado y llamativo en aquellos tiempos.

Valga esta resumida historia para recordar a Sutton y su partida hacia la eternidad en este mes de abril. Le llevo el cáncer y no el Covid-19, que se puso de moda golpeando a todo el mundo.

 


Redes Sociales

PUBLICIDAD SERVITES

Catalogo Web Feed