La producción creció un 2% en comparación con el primer trimestre de 2020, pero las ventas nacionales se desaceleraron.

En vista de la situación actual, marcada por el agravamiento de la pandemia y la falta de insumos en el sector, la industria automotriz logró incluso resultados satisfactorios a principios de año. La producción creció 2% en el primer trimestre respecto al mismo período de 2020, con 597,8 mil unidades fabricadas, de las cuales 200,3 mil en marzo, el mejor mes del año.

El mercado nacional, sin embargo, mostró resultados frustrantes, como admite Anfavea en el texto con los nuevos datos del sector publicados el miércoles 7. Las 527.900 unidades licenciadas en el primer trimestre, entre vehículos livianos y pesados, representaron una caída del 5,4% en el año. Comparativa interanual y, lo más preocupante, un 23% con relación al último trimestre del año pasado, "frenando la recuperación que venía llegando desde mediados de 2020".

Tradicionalmente, según la entidad, esta caída era solo del 15%. Y la comparación entre marzo de este año y el año pasado también trae, según Anfavea, un crecimiento ilusorio del 15,7%, ya que en ese momento el mercado se detuvo por completo por el inicio de la pandemia de coronavirus.

Al dar a conocer los datos del sector, el presidente de Anfavea, Luiz Carlos Moraes, no escatimó críticas al comportamiento económico y de la pandemia en el país. Por otro lado, destacó el prejuicio logístico de las automotrices para lograr una producción de 197 mil unidades. en un mes marcado por la falta de insumos y feriados anticipados por el agravamiento de la pandemia.

“Muchos aprovecharon para completar unidades que estaban en los patios con algunas partes faltantes”, explica el ejecutivo. El nivel de empleos directos se mantuvo estable en 104,7 mil empleos, considerando despidos y contrataciones en el sector. Pero en relación a marzo de 2020 hay una pérdida de 2.300 pérdidas de vacantes en las automotrices.

Según el balance de Anfavea, al 31 de marzo había 14 ensambladores parados, en un total de 30 fábricas que emplean a 65.000 trabajadores. El miércoles 7, estas cifras se redujeron a 5 fabricantes de automóviles, 10 fábricas y 5.500 empleados.

Sin embargo, el panorama sigue siendo crítico y la expectativa de Anfavea es un viaje doloroso hacia una mejora tan esperada en la segunda mitad. Entre los puntos de preocupación, Moraes destaca la alarmante situación de la pandemia en el país, cuya estabilización depende de la aceleración de la vacunación, la situación política y económica y los cuellos de botella de producción provocados por la falta de componentes, principalmente semiconductores. (Auto Industria).

 


Redes Sociales

PUBLICIDAD SERVITES

Catalogo Web Feed