Según las cuentas de Acea, el resultado representa la mayor caída en las ventas anuales del continente.

El año pasado, la industria del automóvil en Europa supuso más de 11,9 millones de coches vendidos, un volumen que representó una contracción del 24,3% en relación a las ventas de 2019, cuando se registraron 15,8 millones de licencias.

Según un informe de Acea, asociación de fabricantes de Europa, dado a conocer el martes 19, se trata de un resultado sin precedentes, registrando la mayor caída anual en las ventas de automóviles, con casi 4 millones de automóviles menos que el negociado en 2019.

Como señala la asociación, el desempeño de las ventas estuvo directamente influenciado por las medidas de contención contra el avance de la pandemia de covid-19 en Europa durante todo el año, especialmente debido a los cierres en las grandes ciudades.

EUROPA2

Todos los mercados europeos registraron fuertes caídas de dos dígitos, entre los principales, las ventas en España cayeron un 32,2%, en Reino Unido, un 29,4%, en Italia, un 27,9%, en Francia, un 25,5% y, en Alemania, un 19,1%.

El Grupo Volkswagen cerró el año a la cabeza de ventas, con algo más de 3 millones de coches licenciados en el continente. El volumen es un 21,7% menor al registrado en 2019, de 3,8 millones, sin embargo, una caída aún menor que la del mercado total.

Después de la corporación alemana, el Grupo PSA ocupó el segundo lugar en ventas de automóviles al entregar 1,7 millones de unidades el año pasado, volumen que representa una retracción del 30,3% en comparación con el rendimiento de hace un año, de 2,4 millones.

El tercer puesto en el podio de los tres fabricantes que más vendieron fue para el Grupo Renault, con 1,2 millones de coches negociados, un 25,7% menos que los registrados en 2011, de 1,6 millones.


Redes Sociales

PUBLICIDAD SERVITES

Catalogo Web Feed