Nuevos camiones propulsados por gas natural licuado (GNL) para el transporte de materiales.

Ahorro potencial de hasta un 20% en emisiones de CO2 y aproximadamente un 85% en NOx en comparación con las unidades con motor diésel.

Pionero en la protección del clima: La logística de Audi en la planta de Neckarsulm se está volviendo aún más sostenible y confía en alternativas amigables con el clima para el transporte de materiales que aún no se puede realizar por ferrocarril. Dos camiones propulsados por gas natural licuado (GNL) reemplazarán desde ahora a los vehículos diésel convencionales y proporcionarán un ahorro de hasta un 20 por ciento de CO2 y alrededor de un 85 por ciento menos en emisiones de óxidos de nitrógeno.

“Con el uso integral planificado de tecnologías alternativas como los camiones de GNL, estamos buscando una solución respetuosa con el clima para nuestra logística de transporte, en línea con nuestro programa medioambiental Mission:Zero. Por lo tanto, estamos sentando un componente adicional para lograr nuestros objetivos de CO2”, explica Achim Diehlmann, Jefe de Protección Ambiental en la planta de Neckarsulm.

 AUDI 2

En el camino hacia la producción sin emisiones de CO2, Audi analiza constantemente toda la cadena de valor, por lo que la logística juega un papel igualmente importante que la propia producción de vehículos. Los primeros transportes de vehículos terminados se han realizado con "trenes ecológicos" a través de Deutsche Bahn desde 2010. En cooperación con Deutsche Bahn, este concepto se ha ampliado de forma gradual y constante para incluir el transporte de materiales y otros sitios. Ya se están implementando nuevos conceptos de trenes. Sin embargo, la infraestructura aún requiere el uso de camiones convencionales. Hasta tres camiones de GNC (gas natural comprimido) y un camión eléctrico se utilizan para el transporte local en la planta desde 2016.

Hasta ahora, el uso de tecnologías de propulsión alternativas para el transporte de media y larga distancia apenas ha sido posible debido a la falta de infraestructura y restricciones técnicas. El especialista en planificación de transportes Alexander Graefe, junto con una empresa transportista, ha encontrado la primera alternativa a los camiones diésel que también es adecuada para el transporte a largas distancias. Dos camiones propulsados por gas natural licuado (GNL) se encargan del suministro de componentes para los modelos Audi A6 y A7, y a fin de año se agregará otro más a la flota. “El transporte en camión siempre jugará un papel importante en la logística. La pregunta es qué tan ecológica podemos hacerla”, enfatiza Graefe.

Los camiones de GNL ya se han utilizado con éxito en la planta de Bruselas desde 2018. El GNL como combustible es una alternativa con potencial para el futuro. En los próximos años, estará disponible una versión totalmente de origen biológico, que permitirá ahorrar el 90 por ciento de CO2 por transporte en comparación con los motores diésel.

Audi agrupa todas las actividades y medidas para reducir la huella ecológica en Producción y Logística en el programa medioambiental Mission:Zero. El enfoque se centra en los desafíos clave de Audi en materia de descarbonización, uso del agua, eficiencia de los recursos y biodiversidad. Uno de los objetivos es conseguir que los centros de producción sean neutrales en CO2 para 2025.


Redes Sociales

PUBLICIDAD SERVITES

Catalogo Web Feed