Las empresas apuestan por la creciente demanda de pilas de combustible.

Hyundai e Ineos decidieron trabajar juntos en la producción y suministro de tecnologías que utilizan hidrógeno como fuente de energía, ya sea para el sector público o privado.

Para ello, firmaron el lunes 23 un acuerdo que estipula la evaluación de la pila de combustible de Hyundai en el todoterreno deportivo Ineos Grenadier 4x4, el primer asalto del gigante químico británico al sector de la automoción.

El sistema de celda de combustible de Hyundai ya ha demostrado ser confiable y efectivo en el Hyundai Nexo, evalúa el fabricante de automóviles coreano, que comenzó a producir vehículos eléctricos con celdas en 2013.

En 2018, Hyundai Motor Group anunció Fuel Cell Vision 2030, su plan a largo plazo para aumentar la producción anual de pilas de combustible de hidrógeno a 700.000 unidades para 2030.

La alianza considera que, en el futuro, con el aumento de la demanda de vehículos con la tecnología, Hyundai tendrá en Ineo el soporte de suministro indispensable para el desarrollo del ecosistema en torno al combustible, que tiene entre sus grandes desafíos la estructura y costo de almacenamiento.

"El movimiento de Ineos hacia el desarrollo de un vehículo eléctrico de celda de combustible y un ecosistema de hidrógeno marca otro hito para el transporte sostenible y limpio", dijo Saehoon Kim, vicepresidente senior de Hyundai Motor Company.

Ineos, el mayor operador de electrólisis de Europa, tecnología crítica para la producción de hidrógeno para la generación de energía, el transporte y el uso industrial, produce 300.000 toneladas de hidrógeno al año, principalmente como subproducto de sus operaciones químicas.

El Grenadier, en realidad un Land Rover Defender original, se fabricará en una antigua fábrica de Mercedes-Benz en Francia y no en el Reino Unido, como estaba previsto inicialmente, a finales del próximo año. Las primeras unidades se negociarán en Europa en 2022. (Auto Industria).


Redes Sociales

PUBLICIDAD SERVITES

Catalogo Web Feed