Un sistema exclusivo acompaña la seguridad a bordo de los PEUGEOT 508 y 508 SW. Con NIGHT VISION se detectan peatones o animales, incluso en la oscuridad y en condiciones climáticas adversas. El equipamiento opcional va de la mano de sofisticados sistemas con los que PEUGEOT garantiza el placer de conducción potenciado por la tecnología más avanzada.

El PEUGEOT 508, tanto en su versión Fastback como en su versión SW, es sin duda una representación emblemática de la historia de PEUGEOT, donde la capacidad de innovar sigue aportando un soplo de aire fresco a la escena automovilística.

vi2

Los últimos avances tecnológicos aumentan el placer de conducir a bordo, con un entorno de seguridad que no “admite puntos débiles”.

En este último aspecto, PEUGEOT ha pensado una vez más en innovar en el segmento, añadiendo a los avanzados sistemas de asistencia al conductor una tecnología de derivación militar, ADAS, que permite detectar la presencia de seres vivos delante del vehículo por la noche, o en caso de visibilidad reducida, en condiciones en las que el ojo humano no podría detectarlos.

Detrás del sistema “NIGHT VISION” hay una cámara de infrarrojos, cuyo alcance va más allá de los potentes faros delanteros Full LED, reforzando la seguridad de conducción.vi3

La vista de infrarrojos de lo que ocurre delante del coche se muestra en el cuadro de instrumentos digitales PEUGEOT i-Cockpit®, que está situado sobre el borde del volante, dentro del campo de visión del conductor. Una gran ayuda para tener el control de lo que pasa delante del coche

De esta manera, los peatones o animales de más de 50 centímetros de altura son interceptados dentro de un radio de detección que va desde los 15 metros (para los peatones) hasta 200 (dependiendo de las condiciones de visibilidad), con una velocidad de hasta 160 km/h (donde esté permitido, por supuesto).

vi4

La visualización de las imágenes es sorprendente, con una escala de grises que se vuelve más clara con los objetos de mayor temperatura. Cuando los peatones o animales son detectados, éstos aparecen encuadrados en color amarillo y, cuando el sistema detecta un riesgo de impacto contra ellos, el cuadro se vuelve rojo.

El modo “NIGHT VISION” se activa accionando el mando del volante situado a la izquierda del mismo y está disponible en situaciones de conducción con escasa visibilidad. Una vez seleccionado, el panel de instrumentos permite la visualización constante de la imagen tomada por la cámara frontal posicionada junto con el logo del León en la rejilla. Como se ha comentado, la imagen no se reproduce en la pantalla táctil del centro del tablero de mandos, sino delante del conductor, en una posición ideal para no distraerse de la conducción.

vi5

Si no se selecciona este modo de visualización en el cuadro de instrumentos, el sistema aún monitoriza lo que ocurre delante del coche y envía, si es necesario, una alarma en forma de ventana temporal en el cuadro de instrumentos.

Las implicaciones prácticas son sorprendentes, porque el sistema de “NIGHT VISION” intercepta de manera rápida y eficaz los escollos que se ocultan en la conducción nocturna, que no son detectables a simple vista.

Este sistema muy útil está disponible bajo pedido (en ambas configuraciones de carrocería) en los equipos GT Line y GT a un precio de 1.200 euros.


Redes Sociales

PUBLICIDAD PUNTO WEB STUDIO

Catalogo Web Feed