ogie1

El rallista francés Sebastien Ogier ha recibido de manera recurrente el interés de los principales medios especializados al estar protagonizando un verano sumamente ajetreado, con actividad en tres frentes.

La más reciente aparición pública del 5 veces Campeón del Mundo de Rallyes fue este fin de semana en el autódromo de Vallelunga, en Italia, donde probó por vez primera el automóvil Mercedes-Benz C63 que tripulará el próximo 23 de septiembre en la competencia del Campeonato de Turismo Alemán (DTW por sus siglas en alemán) que se realizará en el Circuito Red Bull Ring, en Austria, que es propiedad de su principal auspiciante deportivo.

Los reportes reseñan que durante los dos días de test sostenidos en Italia, Ogier se hizo acompañar durante varias vueltas por su esposa, expresando que todavía su experiencia con vehículos de competición en circuitos cerrados es limitada y por ello está aprendiendo.

ogie2

Ogier también dio recientemente el visto bueno a las especificaciones que Ford M-Sport aplicará a su vehículo Ford Fiesta RS WRC R5 en la décima prueba del Campeonato del Mundo de Rallyes (WRC, por sus siglas en inglés), donde intentará reducir lo más posible la desventaja de 21 puntos que tiene frente al actual líder de la clasificación por puntos, el belga Thierry Neuville.

También la prensa se ocupa de Ogier por otra razón: los insistentes y cada vez más evidentes rumores de un posible regreso al equipo oficial Citroën Total Abu Dhabi World Racing Team a partir de la próxima temporada. Una hipótesis que seguirá tomando cuerpo en la medida en que Ford no logre revertir la involución técnica que ahora sufren sus autos y que Ogier ha cuestionado amargamente. (Flash del Motor).