Alejandro Galanti y Marcelo Toyotoshi, la pareja triunfadora absoluta y la Clase RC2 del Transchaco Rally en su edición cuadragésima sexta, cumplieron como ya se ha hecho tradición el dialogo con Motorpy.com y Clase A televisión, ya más relajados tras la dura competencia del pasado fin de semana.

El encuentro se hizo en el nuevo Showroom o salón de exposición y ventas de Toyotoshi, ubicado sobre la avenida Mariscal López, en San Lorenzo, en donde el departamento de marketing de la empresa preparo el encuentro incluso llevando el Toyota Etios R5, unidad que llevo a Ale a su cuarto triunfo chaqueño y el tercero de Marcelo.

toyo2

La nota fue amena y fluida, primero Galanti no oculto la alegría de llegar al círculo de pilotos que ya ganaron por cuarta vez la competencia.

“Esto trae una gran felicidad y tiene un sabor especial, primero porque lo hicimos con un auto que yo lo considero como un hijo más. Lo hemos desarrollado aquí en el país, con mucho trabajo y dedicación. No hemos frenado en hacerlo competitivo y lo logramos en base a mucha dedicación”, dijo.

“La prueba fue muy dura en sus tres etapas. El equipo ha cumplido así como el auto que se comportó de lo mejor. Nos preparamos como siempre para ganar y esta vez de vuelta el Chaco nos ha elegido y en un año en que Toyotoshi celebra sus 50 años de vida y a nivel mundial la marca en su faceta deportiva ha alcanzado triunfos muy importantes como en el duro Dakar, en el Mundial de Resistencia y sigue luchando por tener un campeón mundial con sus modelos Yaris y porque no repetir el título de marcas que ya alcanzo el año pasado y que ahora se busca de vuelta”, enfatizo.

toyo3

“En el equipo estamos felices y seguimos planificando lo que resta. Ahora vamos con las ganas de ganar el Campeonato Nacional de Rally que tiene su última fecha en Santani y el Campeonato Sudamericano FIA/Codasur en Uruguay. Estas dos citas y estos dos objetivos está en nuestra carpeta e inmediatamente finalizado el Chaco ya lo estamos planificando. Sera difícil, pero no imposibles, como ganar el Chaco”, agrego.

“Igualmente dentro de los festejos ya estamos pensando lo que haremos el año próximo. No creo que haya cambios de autos. Seguiremos en carrera mientras aguardamos el Yaris R5 que desarrolla la marca y que podría estar a finales del año 2020 o a inicios del 2021”, finalizó diciendo Alejandro Galanti, ganador en el 2005 con el Toyota Corolla WRC, en el 2010 con el Toyota Celica ST185, en el 2015 con el Toyota Corolla Súper 2000 y ahora con el Toyota Etios R5.

“UN AÑO REDONDO PARA TOYOTOSHI”

toyo4

A su turno, Marcelo Toyotoshi, que sumo su segundo triunfo como navegante no oculto igualmente su alegría por seguir cumpliendo con la receta que impuso su padre, Naoyuki Toyotoshi a inicios de la década de los años 1970, cuando apunto al Rally del Chaco para demostrar y hacer conocer en el mercado paraguayo la dureza y la calidad de la marca japonesa.

“Este éxito llego en un momento de grandes celebraciones para nosotros y todos nuestros clientes. Estamos cumpliendo 50 años y lo hacemos con un auto a lo que apostamos aquí en Paraguay. El Etios R5 lo desarrollamos en el país y con ello demostramos que tenemos un material humano de alta calidad, Alejandro ha trabajado mucho y nos pusimos a tono de otras marcas que tienen autos superiores. Esto hace que este triunfo sea muy especial”, dijo el presidente del Grupo Toyotoshi, una empresa que no deja de crecer y siempre apostando a nivel local.

toyo5

“La prueba fue muy difícil y complicada como todo Rally del Chaco. La competencia tuvo sus dificultades en sus 3 etapas, fue difícil y complicada, pero el auto y el equipo se han comportado. No solo ganamos la competencia sino que el segundo auto del equipo con Marco Galanti y Gustavo Schied fue segundo. Es un logro increíble”, agrego Marcelo.

“Este triunfo sigue para seguir demostrando la calidad de Toyota, incluso con modelos ya fabricados en la región y que gozan de toda la calidad de la matriz de Japón. No hay cambios entre un auto fabricado en Japón o en cualquier parte del mundo. La calidad sigue siendo la misma y la muestra de este triunfo es la demostración de que la calidad Toyota ya nos e discute”, enfatizo.

toyo6

“Por ahora estamos de fiesta, pero no olvidamos lo que queda en este año y a todos los objetivos que nos propusimos apuntamos ahora y tampoco dejamos de lado lo que haremos el año próximo. Inmediatamente finalizada la carrera en el Chaco y en la navegación hacia Asunción con Ale ya veníamos hablando de todo, pero la debemos aun definir seguramente cerrada esta temporada”, aclaro el tricampeón chaqueño de copilotos, siempre con Alejandro en los años 2005 con el Corolla WRC, en el 2010 el Celica ST185 y ahora en este 2019 con el Etios R5. En el 2015 su butaca la ocupo Gustavo Scheid, estén año segundo con Marco Darío Galanti.

En la cita en el salón de Toyotoshi, también acompaño el programado encuentro la pareja Marco Darío Galanti-Gustavo Scheid, segundos en la general absoluta de la competencia y ganadores de la categoría RC2 PRO, la otra categoría de los autos de mayor potencia.

Igualmente llego, Víctor Fadul desde hace años uno de los jefes del equipo que mucho tuvo que ver en este nuevo logro de la marca.

toyo7

Marco Darío no oculto su felicidad al hablar brevemente “no podemos aun digerir todo esto: Alejandro con su cuarto logro, el equipo con un Uno-Dos en la general, el logro en los 50 años de Toyotoshi y el logro número 20 de la marca. Es increíble lo que se ha logrado y estoy yo personalmente como se hubiera sido el ganador. Aquí ha ganado el equipo, la marca y mi familia. Con mi padre y mi hermano ya sumamos 7 conquistas y esto no tiene comparación. Les reitero estoy como si yo hubiera sido el ganador”, dijo el piloto ganador del Chaco de 1996 con Carlos Zarca de copiloto y a los mandos de un Toyota Celica ST185.

Otro hecho llamativo que planifico Toyotoshi para el lugar de una nota que ya se ha hecho tradición fue haber puesto en su salón dos unidades históricas, el Toyota Corolla WRC y el Celica ST185. El Corolla Súper 2000 solo falto a la cita porque se estaba preparando para estar en una fiesta que se tiene planificado para estos días.