CHACO

Una Pasión sin límites

Especial por César Insfrán

Cuatro décadas han pasado desde el inicio de la aventura. Fueron 40 años de una pasión que no tiene frenos.

 

Era el año 1970, cuando comenzó a escribirse la historia del Trans-Chaco Rally, la máxima competencia automovilística deportiva del país.

Todo se dio cuando en ese año, el aventurero norteamericano, Philip Bell, en aquellos tiempos asesor de la antigua Corposana que se sintió atraído enormemente por el suelo chaqueño y se llegó a las oficinas del Touring y Automóvil Club Paraguayo (TACPy) con la idea, alocada de realizar una prueba automovilística por esa región.

Bell, conocía de antemano el Rally Safari de Kenia.

En la dirigencia de la entidad que rige los deportes mecánicos del país estaban conocidas figuras como Muñoz Altimira, Pierpont Ynsfrán y el Ing. Victor Rubén Dumot, actual titular del TACPy.

Para todos en un principio la propuesta era descabellada, pero no imposible, especialmente para Dumot, quien se interesó en la idea y todo comenzó a tomar cuerpo.

Rápidamente, el actual presidente de la ADM (Autoridad Deportiva Motor) del país se lanzó con un grupo de gente al Chaco en busca de cristalizar la propuesta de Bell.

Encabezando una caravana, integrada por vehículos rudimentarios -comparativamente hablando con los de hoy-, se recorrió la que es aquellos tiempos ya se llamaba ruta Trans-Chaco, pero que nada tiene que ver con la actual y se estableció un tentativo recorrido de la carrera.

En el grupo estaban a más de Dumot, Francisco Escaciano, representante en Paraguay de la tabacalera Dunhill International, Darío González, camarógrafo, Germán Russo, piloto y mecánico y Jorge Himmelreich, piloto, mecánico y traductor de alemán.

Los vehículos utilizados fueron una pick-up Willy, una Volkswagen Kombi y otra pick-up Land Rover.

PRIMERA AVENTURA

Luego del recorrido chaqueño, difícil por cierto en aquellos tiempos y más aún con los vehículos que se realizó, se trabajo en planificar un reglamento y lo más importante buscar algún apoyo económico para su realización.

Incluso se tuvo que recurrir al propio Bell para conseguir el importante aval de la empresa tabacalera británica Dunhill, muy fuerte en ventas en aquellos tiempos en el país y se convirtió así en el primer sponsor oficial de la hoy tradicional competencia.

La primera edición se corrió en 1971 y el apoyo gubernamental también fue muy importante, ya que se vio como necesaria una prueba de este tipo para marcar la presencia nacional en este gran pedazo de suelo nacional.

Nadie imaginaba, que así nacía la mayor fiesta automovilística del país.

Son inolvidables los momentos de aventura inicial, en donde concurrieron autos que nada tenían que ver con los de carrera que hoy conocemos.

Más que la preparación de los autos el ingenio de los pilotos jugaba en aquellos tiempos un factor importante para el triunfo o la sola misión de completar la carrera. A más del piloto y copiloto en las primeras aventuras se tenía igualmente a un tercer integrante de cada máquina, casi siempre un mecánico.

Allí, aparecieron los nombres de "Pilo" Caballero, "Pavo" Bittar, "Melón" Dumot, Marcos Peña, Lucho Molinas y los hoy siempre vigentes  "Negro" Risso y Gerardo Planás, quienes con el correr del tiempo se convirtieron en "insignias" en el historial chaqueño.

El polvo y el barro hacían y siguen haciendo estragos en las máquinas y el rendimiento físico de los competidores, para vencer al adversario o vencer al Chaco, que sigue siendo un desafío.

VERDADERA PASIÓN

La historia se encargo de darle fama. Su dureza es  tal que nadie asegura ganarla sin pasar miles de penurias.

La continuidad de su desarrolló fue cortada durante  3 años, entre los años 1983 a 1986 por un increíble decreto presidencial.

Pero todo volvió a la normalidad en 1987 y desde entonces la historia sigue y aunque muchos crean que las penurias que deparan las falta de apoyo, principalmente de las empresas multinacionales, hoy ausentes en el país, el rally sigue siendo pasión de multitudes.

Se calcula que entre los encuentros de verificaciones, clasificaciones y sus tres etapas la prueba fácilmente mueve más de 70.000 aficionados, que dejan una interesante reactivación económica a mucha gente, entre mecánicos,  profesionales del sector automóvil, empresas dedicadas a las prendas de vestir para los equipos y las personas dedicadas a la venta de productos alimenticios, entre otros.

El imán chaqueño es único en su género y los tres días de carrera son de una fiesta total de toda la afición que gusta de los deportes motores....Ahh, y nadie puede negar que la competencia a hecho conocer a miles y miles de personas la existencia de otra región de nuestro territorio, la Occidental o Chaco.

La edición del 2010 ya está en su línea de largada. Han pasado un año de que después de un largo tiempo otro hijo dilecto nacido en el Chaco, Thommy Klassen, junto a Carlos Filippi y con un Subaru Impreza, escribieron el último capítulo. Eso ya ha pasado, pero no se ha olvidado. Klassen se hizo grande como otro chaqueño que en 3 oportunidades fue el mejor, Orlando Penner.

Ahora, otra será la historia, podría darse de nuevo el triunfo a algunos ya conocen el sabor de la victoria, que estarán en carrera o aparecerá otro nuevo ganador, pero seguro que será otro piloto ya “chaqueado”, un termino que el popular “Negro” Héctor Omar Risso lo registro y que hasta seria interesante registrarlo en la Real Academia de la Lengua.

Cuadro histórico de ganadores

Los ganadores de las 36 ediciones del Rally del Chaco

Años Piloto-Copiloto Marca
1971 Peña-Federer (A) Toyota Corolla
  El Pavo-Melón-Caballero Mercedes Benz
1972 Planás-Risso (A) Volkswagen Fusca
  Domínguez-Sánchez (B) Peugeot 404
1973 Calvo-Mitsonobu (A) Toyota Corolla
  Kallsen-Samudio (B) Peugeot 404
1974 Calvo-Risso (A) Toyota Corolla
  Molinas-Ferreira (B) Peugeot 505
1975 Calvo-Di Tore (A) Toyota Corolla
  Molinas-Ferreira (B) Peugeot 505
1976 Juan C. Calvo-Juan B. Gill Toyota Corolla
1977 Héctor Omar Risso-Kato Di Tore Ford Escort Cosworth
1978 Gerardo Planás-Gerardo Weiler Toyota Corolla Levin
1979 Luis Silguero-Edgar Molas Toyota Celica GT
1980 Héctor Omar Risso-Kato Di Tore Ford Escort
1981 Marco Galanti-Mario Monges Ford Escort
1982 Alfredo Jaeggli-Zolt de Barath Datsun 160J
1983 Gerardo Planás-Miguel Ferrara Toyota Celica GT
1984 No se corrió  
1985 No se corrió  
1986 No se corrió  
1987 Nicolás Luthold-José Abreu Peugeot 505 Ti
1988 Nelson Sanabria-Miguel Gamarra Volkswagen Gol 1.8
1989 Orlando Penner-Eugenio Planás Volkswagen Gol 1.6
1990 Edgar Molas-Héctor Elizeche Toyota Celica GT4
1991 Marco Galanti-Oscar Ramírez Toyota Celica GT4
1992 Orlando Penner-Eugenio Planás Volkswagen Golf
1993 Pedro Fadul-Hans Thiede Volkswagen Golf
1994 Orlando Penner-Eugenio Planás Volkswagen Golf
1995 Denes Tómboly-Rodrigo García Volkswagen Golf
1996 Marquito Galanti-Carlos Zarca Toyota Celica GT4
1997 José Carlos Grillón-Alberto Ramírez Toyota Celica GT4
1998 Gerardo Planás-Alberto Ramírez Toyota Celica GT4
1999 Martín María Masi-Hans Thiede Ford Escort
2000 Martín María Masi-Hans Thiede Ford Escort
2001 Diego Domínguez-Peky Nunes Mitsubishi Evo VI
2002 Francisco Gorostiaga-Victor Aguilera Toyota Corolla WRC
2003 Didier Arias-Peky Nunes Mitsubishi Evo VI
2004 Didier Arias-Peky Nunes Mitsubishi Evo VI
2005 Alejandro Galanti-Marcelo Toyotoshi Toyota Corolla WRC
2006 "Pancho" Gorostiaga-Eduardo Gómez Toyota Corolla WRC
2007 "Pancho" Gorostiaga-Eduardo Gómez Toyota Corolla WRC
2008 Didier Arias-Peky Nunes Subaru Impreza
2009 Tommy Klassen-Carlos Filippi Subaru Impreza

Nota: En las primeras ediciones la carrera se corría en dos categorías, la clase A (autos hasta 1300 c.c.) y la B (autos de más de 1600 y hasta 2000 c.c.), declarándose así dos ganadores, no a uno en forma absoluta como ocurre desde 1976.

Resumen histórico de marcas ganadoras (*)

Toyota 17 veces
Volkswagen 7 veces
Peugeot 5 veces
Ford 4 veces
Mitsubishi 3 veces
Subaru 2 veces
Datsun 1 vez
Mercedes Benz 1 vez

(*) Estan contabilizadas todas las victorias de las marcas desde la primera edición, incluyendo a los de las clases A y B de las primeras carreras de la historia.