Por César Insfrán

El Súper Campeonato Nacional de Rally de Paraguay se desarrolló con éxito, pese a las restricciones sanitarias y deportivas. Un balance muy positivo queda, pese a las diferencias entre dirigentes, que deben solucionarse de una vez por todas en el actual receso que hay hasta el inicio de la próxima temporada.

Augusto Bestard y Sebastián Lafarja, son los pilotos laureados en las absolutas en las dos categorías principales del Súper Campeonato Petrobras Nacional de Rally 2020/2021 que llegó a su fin con la disputa de la XXXIII edición del Rally Trans Itapúa, la prueba más tradicional de la Región Oriental de Paraguay.

El primero se adjudicó la general absoluta y la de los autos de Tracción Total o 4x4 y el segundo la de las máquinas de Tracción Simple, 4x2 o F2.

Final 2

El certamen se desarrolló sobre 9 fechas puntuables y dentro de un rígido protocolo dispuesto por las autoridades sanitarias y deportivas del país por la pandemia del covid, de la que sólo pudo escapar la primera cita del 2020, el Rally de Santaní.

Todas las demás pruebas ya se disputaron con restricciones que fueron ejecutadas por la ADN (Autoridad Deportiva Nacional) en el rubro motor nacional, el Touring y Automóvil Club Paraguayo (TACPy), principal organizadora del certamen, el Centro Paraguayo de Volantes (CPV) y el Círculo Encarnaceno de Volantes (CEV).

Ahora, sólo se espera la fecha y el lugar de la celebración de la “Noche de los Campeones”, en donde todos los mejores pilotos y navegantes suban al podio final de un certamen muy complicado por la pandemia, pero que la dirigencia nacional encabezada por el TACPy supo sobrellevar contra viento y marea.

Igualmente ya se espera un calendario tentativo de la próxima temporada que ya incluye de vuelta una válida por el Sudamericano FIA/Codasur, cuyo escenario no se discute, el Departamento de Itapúa.

Final 2

ES TIEMPO DE UNA DIRIGENCIA UNIDA

Se espera también que se limen las asperezas que siguen en el aspecto organizativo en donde existe una puja de poderes que nació en el campo político y que no hace otra cosa que perjudicar al deporte, algo así similar como se dio lastimosamente en la especialidad del Motocross que desapareció en el calendario Nacional luego de alcanzar un alto nivel de privilegio.

Esta diferencia se ahondó en el cierre del certamen, en el Trans Itapúa en donde se llegó con una ruptura total entre los involucrados. Pese a eso, la prueba fue brillante y sumó más puntos a la iniciativa de seguir apostando por esta carrera a ser candidata a una fecha mundialista, ya que tiene toda la infraestructura para serla.

Ahora, se aguarda un corte definitivo a estas diferencias que nada aportan al excelente parque motor del país e incluso es llamativo como Centros de Volantes del sur del país no hagan la patriada por su Departamento para llegar al sueño de una prueba mundialista, que podría dar un imagen mundial al Itapúa, uno de los departamentos que aportan en gran medida su producción de varios rubros al buen desarrollo económico del país, que actualmente vive tiempos difíciles por la situación sanitaria y las divisiones políticas.

Itapúa como centro de un Mundial de Rally o WRC sería como repetir lo alcanzado en el año 2017, cuando Paraguay se puso en los ojos del universo con la largada del Rally Dakar desde Asunción.

Para llegar a eso no hay otra vía que el diálogo y caminar juntos en pos de los objetivos superiores, ya mucha agua corrió bajo el puente y es hora de jugarse por arribar a metas superiores y sentirnos felices de tener el mejor parque motor de la región.

Las divisiones nunca fueron buenas y menos aún en el campo deportivo y las soluciones llegan con acuerdos mutuos y con documentos firmados por los grupos en puja y no de palabras como ya se dieron y se desecharon como trapos sucios tirados a la basura. Así unidos el Nacional de Rally será mejor cotizada y trabajar en plena armonía organizadores, competidores y todos los encargados de la difusión de la actividad para ganar más ruido.

Final 2

EL NÚMERO 1 PARA AUGUSTO BESTARD

El popular “Agu” Bestard, quien llega a la corona de la categoría mayor lo alcanza tras una carrera intensa en donde se inició siguiendo los pasos de la pasión de su gran amigo y posteriormente primo político Diego Domínguez, quien mucho le ha dictado sus conocimientos para convertirse en figura.

Ambos, siempre familiarizan las asistencias de sus autos casi en el mismo equipo del consagrado piloto conocido como “El Patrón”.

Rápidamente el popular “Agu” se convirtió en un apasionado de las competencias de carretera y comenzó a poner en pista autos de primera línea, como los Evo de Mitsubishi en la categoría de producción.

Con posterioridad subió a las unidades Ford Fiesta R5 con sus primeras versiones e incluso sus siguientes evoluciones.

De igual forma su equipo se convirtió en uno de los principales impulsores de poblar el parque nacional con las varias unidades de la marca Ford que las traía al país.

Final 2

Igualmente “Agu” se convirtió en el primer piloto paraguayo en probar un Hyundai i20 R5, cuando viajó a Europa a probar la primera unidad de esta marca coreana que llegó al parque motor guaraní de la mano del Grupo Automotor.

Su primer logro de una general lo alcanzó en el Rally de Carmen del Paraná, lo que lo puso en las ligas mayores en donde sólo pudo llegar antes en dos pruebas del tipo Súper Rally y Súper Prime en el año 2017 y con la marca del óvalo.

Tras sus varias temporadas con el Ford, “Agu” decidió hacerse de esta unidad Volkswagen Polo GTI R5, que lo llevó a sus primeras conquistas en el Rally y este valioso campeonato.

Estos logros hacen realidad la gran dedicación y pasión de Bestard, a quien de ahora en más se le tendrá muy en cuenta en cada una de las citas rallisticas.

Final 2

Su nombre ahora se suma a pilotos que ya llegaron a esta posición privilegiada y que siguen en actividad y por citar a algunos como Alejandro Galanti, Diego y Diego Hugo Domínguez, Didier Arias, Marco Darío Galanti, Miki, Migue y Fabrizio “Fau” Zaldívar.

En esta lista, tampoco podemos dejar de citar a Gustavo Saba, quien regresó al Súper Campeonato Nacional de Rally 2020/2021, tras algunas ausencias por problemas familiares y también con un Volkswagen Polo GTI R5.

El número 1 ya lo recibió “Agu”, incluso antes de la disputa de la última prueba especial del Trans Itapúa, cuándo Alejandro Galanti y Marcelo Toyotoshi, que la tenían desde el 2019 la cedieron con una gran muestra de deportividad en el “Alfredo Scheid” de Capitán Miranda.

Final 2

“SEBO” LAFARJA, OTRO PILOTO CON MERECIMIENTOS

Por su parte, Sebastián Lafarja, popularmente llamado “Seba” arriba al cetro de la categoría de los autos de Tracción Simple, 4x2 o F2.

Lafarja proviene de una familia en donde se respira deporte motor, una pasión heredara de su padre, el inolvidable Oscar, en donde viene este piloto, su hermana, la dakariana Andrea, el fanático de los Quads, Jorge “Negro” Lafarja y Oscar, que también ha marcado presencia en algunas pruebas del Rally Cross Country.

“Sebo” ya tiene miles de caminos recorridos y siempre en autos de la Tracción Simple, en donde apostó por unidades híbridas a la que luego sumó un Ford Fiesta R4 de última generación para llegar al soñado cetro.

Una particularidad de “Sebo” para llegar a la cima fue su familiaridad con varios navegantes ante la imposibilidad de tener sólo a uno a raíz de la pandemia. Esto por supuesto le otorga mayor valor a su trabajo en toda esta doble e inédita temporada de Rally de Paraguay.

Final 2

ASÍ QUEDÓ LA GENERAL DE LOS 4X4

Bestard en el apartado de pilotos sumó 211 puntos con su VW Polo GTI R5 y superó a Diego Hugo Domínguez Bejarano, con el Hyundai i20 R5 que llega a 161 y el podio lo completa Gustavo Saba, ausente en 3 pruebas, también con Polo GTI con 152 unidades.

En la cuarta ubicación quedó Alejandro Galanti, con el Toyota Etios R5 con 136, Diego “El Patrón” Domínguez, igualmente con Polo GTI tras iniciar el certamen con Hyundai i20 R5 con 135 y la sexta ubicación para el mundialista, Fabrizio “Fau” Zaldívar con el Hyundai i20 con 125.

En lo que hace a los copilotos, así se conformo el Campeonato: José Díaz 192, Fernando Mussano 152 y Marcelo Toyotoshi 136.

Final 2

ASÍ QUEDÓ LA GENERAL DE TRACCIÓN SIMPLE

Por su lado, en el apartado de pilotos de la general de la Tracción Simple o 4x2, Sebastián Lafarja con su Ford Fiesta R4 arribó al cetro sumando 247 puntos.

La segunda plaza quedó para una joven y prometerá figura que proviene del karting –como la gran mayoría de los nuevos pilotos nacionales-, Fabrizio Yaluk, quien hizo su primera temporada completa en el doble campeonato con un Ford Fiesta y el Peugeot 208 unidades, quien llego a 233 puntos con una carrera para el ensueño en el cierre en el Trans Itapúa.

El podio de la general la completa, otro joven representante Bruno Llano, quien llamativamente viene de la Clase menor, la RC5 con un Toyota Etios que arribó con 139 unidades.

Más atrás quedaron: Amilkar Servín con Honda Civic con 117, también de la clase menor con otro Etios; Thiago Llano, igualmente con Toyota con 99 y Félix Bareiro, con Honda Civic con 92.

En el campo de los copilotos, así quedó la lucha: Pedro Sosa 139, Diego Díaz 131 y Christian Ramos 117.

Final 2

LOS CAMPEONES CLASE POR CLASE

En lo que hace a las Clases el inédito doble Campeonato Nacional de Rally de Paraguay conforma los siguientes podios:

En la RC2 A, en pilotos Augusto Bestard (VW Polo GTI R5) 211 unidades, Gustavo Saba (VW Polo GTI R5) 164 puntos y Alejandro Galanti (Toyota Etios R5) 149.

En los copilotos subirán al podio: José Díaz 192, Fernando Mussano 162 y Marcelo Toyotoshi 149.

En la RC2 B, en pilotos el laureado es Agustín Alonso (Skoda Fabia R5) del equipo Copetrol con 243 puntos y sus escoltas son: Don Blas Zapag (Skoda Fabia R5) con 205 y Fabrizio Galanti (Toyota Etios R5) 172.

En los copilotos suben al podio: Diego Fabiani con 243 puntos, Blas Zapag con 205 y Fabrizio Galanti con 172.

En la RC2 N, Nicolás Tomboly (Mitsubishi Evo X), es el laureado con 263, la segunda posición es para Walter Solalinde (Evo X) con 185 y el podio la completa Matías Domínguez (Evo X) con 158.

Los tres mejores copilotos en la clase son: Juan José Sánchez 220 puntos, German Maune 175 y Marco Méndez con 147.

Final 2

EN LAS CLASES DE TRACCIÓN SIMPLE

En la RC3 de pilotos, Amilkar Servín (Honda Civic) 163, Ricardo Fretes (Honda Civic) con 127 y Sebastián Lafarja (Honda Civic) 97.

Copilotos: Christian Ramos 163, Alfredo Méndez 106 y Ramiro Ayala 92.

En la RC4 A, Fabrizio Yaluk (Peugeot 208) es el campeón con 312 puntos y están detrás Sebastián Lafarja (Ford Fiesta R4) 165 y Álvaro Yaluk (Peugeot 208) con 35.

En copilotos: Diego Díaz 206, Juan José Bilbao 106 y Pablo Olmos 35.

En la RC4 B, Félix Bareiro (Honda Civic) con 202 puntos es campeón, Carlos Espinoza (Honda Civic) 158 y Amílcar Servín (Honda Civic) 39.

En la RC4 C, en pilotos Arnaldo Duarte (Toyota Vitz RS) arribó a la cima con 258 puntos y el podio se completa con Diego García (Suzuki Swift) 189 puntos y Diego Dávalos (Volkswagen Gol) 148.

En copilotos: Rafael Barrios 248, Rolando Cubilla 148 y Alejandro Álvarez 45.

Finalmente, en la RC5, el piloto Bruno Llano es el campeón con 308 puntos, realizando una campaña realmente espectacular, para superar a su hermano Thiago que llegó a 229 unidades. Ambos con el rendidor Toyota Etios que en este Súper Campeonato marcó el ritmo de la Clase.

La tercera plaza fue para Nicolás Baeza, quien sigue a los mandos del Volkswagen Gol, cuyo desarrollo sigue avanzando que llegó a sumar 154 puntos.

En los copilotos, el podio final lo conforman Pedro Sosa con 308 puntos, superando a Octavio Plate 183 y Daniel Vera 139. (Fotos: Reporteros gráficos acreditados para cada una de las pruebas).

VER PUNTAJES FINALES

 


Redes Sociales

PUBLICIDAD SERVITES

Catalogo Web Feed