Por César Insfrán

Un día como hoy, 26 de septiembre, pero del año 1971 se iniciaba un desafío motor, que nació un poco antes con la idea lanzada por el ciudadano inglés, Philip Bell.

Desde la plaza Uruguaya, ubicada en el centro de la ciudad de Asunción se daba la partida de forma simbólica de un Rally, que fue denominado TransChaco, que buscaba marcar presencia nacional en la Región Occidental del país, ocupada casi sólo en aquellos tiempos por colonos alemanes y canadienses en el centro de su gran extensión y que en aquellos tiempos era conocido como “el infierno verde”.

 50 2

De la prueba tomaron parte un grupo de apasionados deportistas que se lanzaban a superar un recorrido de más de 2.000 kilómetros de caminos y senderos, en donde superar sólo metros era un desafío. Esto en condiciones de piso seco o húmedo.

Los autos eran de calle. Nada que ver con los hoy en día ponen en las pistas de carrera las matrices automovilísticas. Para ello apareció el ingenio de los profesionales mecánicos paraguayos que hicieron maravillas para preparar unidades que cumplan con los requerimientos de superar la tarea de superar las exigencias de un terreno desértico, muy similar al Rally Safari de Kenia, que fue la idea de Bell y que tampoco nada tiene que envidiar al Rally Raid del Dakar.

 50 3

UN INICIO QUE DEJÓ SU PROPIA MARCA

Esa noche del día 26, la concurrencia era interesante en la zona de la rampa de largada y las calles laterales a la plaza Uruguaya en donde también se encontraban autoridades nacionales.

 50 4

La partida de cada unidad era una celebración y no quedaban dudas de que nacía una prueba que tendría que repetirse, para muchos incluso antes de un año, pero que finalmente se dio para cada mes de septiembre o octubre.

La mayoría de los participantes ya llegaban con el precedente de haber tomado parte de alguna prueba de regularidad o de las competencia de pista que en aquellos tiempos tenía su centro en la zona de Villa Morra, allí donde hoy encontramos el Shopping del Sol.

 50 5

EL TACPY, ORGANIZADOR DE LA CARRERA

La organización de la carrera corría por cuenta del Touring y Automóvil Club Paraguayo (TACPy), que ya en aquellos tiempos se aprestaba a cumplir 50 años de vida y tenía en sus filas a dirigentes con muchas ideas.

Una de sus recomendaciones era la de cada auto llevara a su piloto, un navegante y un acompañante además combustible a bordo, alimentos y por supuesto mucha agua para la hidratación, el factor más que importante en ese suelo, en donde las altas temperaturas son la constante.

 50 6

Además, era también necesario ir munido de un arma para ser utilizado en caso del ataque de los animales salvajes que aun en esos tiempos eran los principales habitantes de la región Occidental o Chaco Paraguayo.

La tarea de puesta a punto para el desarrollo de la carrera fue intensa, primero en la búsqueda del trazado inicial, la que se realizó con un equipo de dirigentes como Víctor Muñoz Altimira y Víctor Rubén Dumot, quienes fueron los principales impulsores de esta competencia.

 50 7

ELABORAR SU TRAZADO FUE OTRO DESAFÍO

Estos fueron acompañados por otros aventureros que luego se convirtieron en pilotos y también desafiaron al Chaco con algunos vehículos algunos ya con el sistema de tracción total y otras que por su dureza podían superar todos los obstáculos de zonas arenosas y complicadas.

Allí estaban un Willy, una Land Rover y una Volkswagen Kombi. Algunos de ellos no completaron el recorrido y quedaron por problemas mecánicos, pero se hizo la “hoja de ruta”.

 50 8

En la delegación también ya estuvo el señor Darío González Palacios, un apasionado de la cinematografía, quien munido de aquellos equipos gigantes de estos tiempos se convirtió en un testigo más que importante para conocer detalles fílmicos de esta aventura que nacía y cuya proyección nadie aún lo media en aquellos tiempos.

La primera prueba admitió la presencia de dos categorías de autos, la Categoría A, que reunía a vehículos equipados con motores de hasta 1.300 cilindradas y la Categoría B a los de más de 1.300 c.c.

 50 9

La primera edición fue exitosa y dejó las bases para su continuidad. El ser ganador de este desafío era una meta deseada desde ese tiempo hasta hoy cuando cumple 50 años de vida.

La carrera se desarrolló con el sistema de promedio impuesto que actualmente se utiliza en las pruebas de Sport&Clásicos en todo el mundo.

 50 10

El sólo hecho de pisar la región Occidental ya era una aventura. Pasar el río Paraguay para estar en el Chaco, se hacía en balsa y no como hoy por el Puente Remanso que une a las dos regiones de este país.

Saliendo de Asunción, el trazado asfáltico solo llegaba hasta las inmediaciones del Jardín Botánico.

Para todos los que estuvieron en esa primera experiencia no hay hechos que no se puedan comentar. Todos pusieron su grano de arena para la elaboración de publicaciones con el relato de historias increíbles.

 50 11

UNA POSICIÓN MÁS QUE DESEADA Y SOÑADA

Incluso, hay un dicho que sostiene que todo cultor del deporte motor guaraní que no haya ganado esta prueba no podría integrar el cuadro de honor de los máximos fanáticos del Rally de Paraguay.

El sólo hecho de completar la carrera ya era un premio desde el inicio de la aventura hasta hoy cuándo se cumplen sus 50 años de vida.

 50 12

Esta primera edición tenía premios en efectivo para los mejores, que de ninguna forma cubrían los costos de preparación y participación en la carrera.

De igual forma, se instituyó un trofeo muy valioso denominado “Dunhill”, como la marca de cigarrillos de procedencia inglesa, cuyo aporte fue muy importante para el nacimiento de la prueba.

Este trofeo fue instituido para aquel piloto que la ganará de forma consecutiva en tres oportunidades o 5 de forma alternada. Hasta ahora, sólo un navegante, Héctor Peky Nunes se ha adjudicado 7 triunfos.

 50 13

Aquel 26 de septiembre fue inolvidable y el punto de partida para una pasión guaraní que no tiene límites. El Rally del Chaco marcó el nacimiento de un imán sin límites para miles y miles de aficionados que en cada año de su disputa lo tienen como su mejor relax.

El TransChaco Rally es una marca registrada en Paraguay y gracias a la dirigencia nacional se han dado pruebas previas hoy ya tradicionales en todo el mundo como las Pruebas de Clasificación que ya se iniciaron en el país en 1973.

 50 14

CADA AÑO, OTRA HISTORIA

El Chaco es muy particular y cautivante. Desde la década del 70 hasta ahora. Cada año es una nueva historia.

Ahora, que llega a su medio siglo de vida, atrás ya quedaron muchos de sus primeros gestores, pero la aventura continúa, a tal punto de convertirse en la prueba de autos más tradicional de Latinoamérica.

 50 15

…Y no digamos que ahora es más fácil que antes. Cada edición o cada año es un desafío, en donde las dificultades están a la vuelta de la esquina.

Nadie de lo que ha competido podría decir que se fue simplemente a dar un paseo por el Chaco. Los problemas de los fierros o de cualquier otro tipo de situaciones siempre están presentes.

 50 16

Ahora, aunque los tiempos cambiaron y todo parece más fácil ante el avance de la tecnología se deben sumar peripecias extras para superar y ganar al Chaco. A tal punto que se sostiene que el propio Chaco elige casi siempre a sus vencedores.

Pasarán quizás otros 50 años más para decir voy a pegar una vuelta al escenario de la prueba más difícil del mundo y regresar con los laureles del triunfo.

 50 17

El Chaco es y será siempre un territorio muy especial para los competidores de autos de Paraguay, en donde el rally es la pasión nacional y aquel piloto que no la gane no tendrá su examen final aprobado.

Algún día se sabrá porque el imán chaqueño es muy especial y cautivante. Se llegó al año 50 y ojalá que la aventura no pare.

 50 18

SE ESPERA SU EDICIÓN 47 EN EL AÑO 2022

Ahora mismo la pandemia del Covid-19 lo ha golpeado no posibilitando la disputa de su cuadragésima séptima edición que ya estaba pactada para el 2020 y que fue pospuesta. De nuevo en este 2021 está ausente del calendario nacional y su cumpleaños 50 se celebrará en el 2022, pero ya en el mes de junio escapando de septiembre u octubre, meses muy complicados por el calor y la sequía.

Su ausencia de dos años no ha hecho mella en sus habituales participantes y de la afición nacional. Se lo aguarda con impaciencia, más aún tras el encierro por la pandemia.

 50 19

UNA GRAN APUESTA A LA CONTINUIDAD

El TACPy, tampoco la dejo en el recuerdo e incluso en este 2021 hecho las bases para su disputa, pero la pandemia y las difíciles situación climatológicas imposibilitaron su desarrollo.

Muchos dirigentes han pasado y dejado su aporte. Es imposible decir quién hizo más y quién menos para la proyección de esta prueba motor. En la lista aparecen hombres como: Juan Bautista Gill Aguinaga, Pierpont Insfran, Ramón Codas, Carlos Mersan, Víctor Rubén Dumot, Lorenzo Codas y Hugo Mersan Galli, líderes del TACPy.

 50 20

Actualmente se sigue apostando a su desarrollo y aunque muchos señalan que su vigencia está cerca de su final, por los cambios inmensos que tiene su escenario, los esfuerzos seguirán firmes para su continuidad, buscándose zonas privadas y otras zonas que aún no son alcanzadas por el avance del progreso.

Esta prueba tiene su tradición y más que eso su propia pasión. El Rally Trans Chaco sigue y seguirá vigente mientras estos dos condimentos continúen con vida.

 50 21

La prueba es parte de la historia de la región Occidental, ese pedazo de suelo que se llevó 30 mil almas que la defendieron entre los años 1932 a 1935. Y su desarrollo ha hecho sentir orgulloso de haber hecho conocer a miles y miles de jóvenes en las ya casi 5 décadas pisaron el Chaco detrás de esta competencia y conocer sus características y valorar aquel sacrificio que pagaron con su propia sangre su defensa.

El Chaco vive y su rally permanece. La historia sigue y seguirá seguramente, gracias a sus pioneros y a todos los que se enamoraron de este pedazo de suelo que cautiva a multitudes.

 50 22

Cuadro histórico de ganadores:

Los ganadores de las ediciones del Rally del Chaco

 Años   Piloto - Copiloto   Marca 
 1971

 Peña - Federer (A)

 El Pavo - Melón - Caballero (B) 

 Toyota Corolla 

 Mercedes Benz 

1972 

 Planás - Risso (A)

 Domínguez - Sánchez (B)

 Volkswagen Fusca 

 Peugeot 404

1973

 Calvo - Mitsonobu (A)

 Kallsen - Samudio (B)

 Toyota Corolla

 Peugeot 404

1974 

 Calvo - Risso (A)

 Molinas - Ferreira (B)

 Toyota Corolla

 Peugeot 505 

1975 

 Calvo - Di Tore (A)

 Molinas - Ferreira (B)

 Toyota Corolla

 Peugeot 505

1976   Juan C. Calvo - Juan B. Gill  Toyota Corolla 
1977   Héctor Omar Risso - Kato Di Tore   Ford Escort Cosworth 
1978  Gerardo Planás - Gerardo Weiler  Toyota Corolla Levin
1979  Luis Silguero - Edgar Molas  Toyota Celica GT
1980  Héctor Omar Risso - Kato Di Tore  Ford Escort
1981  Marco Galanti - Mario Monges  Ford Escort
1982  Alfredo Jaeggli - Zolt de Barath  Datsun 160J
1983  Gerardo Planás - Miguel Ferrara  Toyota Celica GT
1984  No se corrió  -
1985  No se corrió  -
1986  No se corrió  -
1987  Nicolás Luthold - José Abreu  Peugeot 505 Ti
1988  Nelson Sanabria - Miguel Gamarra   Volkswagen Gol 1.8
1989  Orlando Penner - Eugenio Planás  Volkswagen Gol 1.6
1990  Edgar Molas - Héctor Elizeche  Toyota Celica GT4
1991  Marco Galanti - Oscar Ramírez  Toyota Celica GT4
1992  Orlando Penner - Eugenio Planás  Volkswagen Golf
1993  Pedro Fadul - Hans Thiede  Volkswagen Golf
1994  Orlando Penner - Eugenio Planás  Volkswagen Golf
1995  Denes Tómboly - Rodrigo García  Volkswagen Golf
1996  Marquito Galanti - Carlos Zarca  Toyota Celica GT4
1997  José Carlos Grillón - Alberto Ramírez   Toyota Celica GT4
1998  Gerardo Planás - Alberto Ramírez  Toyota Celica GT4
1999  Martín María Masi - Hans Thiede  Ford Escort
2000  Martín María Masi - Hans Thiede  Ford Escort
2001  Diego Domínguez - Peky Nunes  Mitsubishi Evo V
2002  Francisco Gorostiaga - Victor Aguilera   Toyota Corolla WRC
2003  Didier Arias - Peky Nunes  Mitsubishi Evo VI
2004  Didier Arias - Peky Nunes  Mitsubishi Evo VI
2005  Alejandro Galanti - Marcelo Toyotoshi  Toyota Corolla WRC
2006  "Pancho" Gorostiaga - Eduardo Gómez   Toyota Corolla WRC
2007  "Pancho" Gorostiaga - Eduardo Gómez  Toyota Corolla WRC
2008  Didier Arias - Peky Nunes  Subaru Impreza
2009  Tommy Klassen - Carlos Filippi  Subaru Impreza
2010  Alejandro Galanti - Marcelo Toyotoshi  Toyota Celica ST185
2011  Luis Ortega - Carlos Zarca  Mitsubishi Evo X
2012  Diego Domínguez - Edgardo Galindo  Kia Río MaxiRally
2013  Víctor Galeano - Diego Fabiani  Mitsubishi Evo X
2014  Diego Domínguez - Peki Nunes  Mitsubishi Evo X
2015  Alejandro Galanti - Gustavo Scheid  Toyota Corolla Súper 2000 
2016  Víctor Galeano - Diego Fabiani  Mitsubishi Evo X
2017  Didier Arias - Peki Nunes  Skoda Fabia R5
2018  Diego Domínguez - Peki Nunes  Hyundai i20 R5
2019  Alejandro Galanti - Marcelo Toyotoshi  Toyota Etios R5

 

Nota: En las primeras ediciones la carrera se corría en dos categorías, la Clase A (autos hasta 1300 c.c.) y la B (autos de más de 1600 y hasta 2000 c.c.), declarándose así a dos ganadores, no a uno en forma absoluta como ocurre desde 1976. En un primer momento el TACPy diferenciaba a estos ganadores, hasta que después se determinó que ambas tripulaciones sean ganadoras absolutas de cada año.

50 23

Resumen histórico de marcas ganadoras (*)

 Marca   Cantidad 
 Toyota   20 veces 
 Volkswagen   7 
 Mitsubishi  7 
 Peugeot   5 
 Ford  5
 Subaru  2 
 Datsun (Nissan)   1
 Mercedes Benz  1
 Kia  1
 Skoda  1
 Hyundai  1

 

(*) Están contabilizadas todas las victorias de las marcas desde la primera edición, incluyendo a los de las clases A y B de las primeras carreras de la historia.

50 24

50 25

50 26

 


Redes Sociales

PUBLICIDAD SERVITES

Catalogo Web Feed