Ningún piloto ganó más carreras o campeonatos del mundo para Ferrari que el gran Michael Schumacher, y mientras el equipo italiano celebraba su Gran Premio número 1000, el hijo de Michael, Mick, conducía uno de los coches ganadores del título de su padre por el circuito de Mugello.

Mick, que actualmente lidera el Campeonato de Fórmula 2 y es miembro de la Ferrari Driver Academy, se subió a la cabina del F2004 de su padre para una demostración en la preparación para el Gran Premio de Toscana, la carrera número 1000 de F1 de la Scuderia.

Es el automóvil en el que Michael Schumacher ganó su séptimo y último Campeonato del Mundo en 2004, su quinto título para Ferrari, y Mick quedó muy impresionado con el automóvil, que se probó extensamente en el circuito de Mugello, propiedad de Ferrari.

"Se han hecho muchos kilómetros aquí con este coche y poder conducirlo ahora, la segunda generación que lo conduce, es algo muy especial", dijo. "La sensación, incluso la forma en que se conducía, se sentía bastante impresionante.

"Estoy seguro de que estoy muy lejos de lo que estaban haciendo en ese entonces, pero fue increíble, increíble, definitivamente increíble". (Informe: Pagina oficial de la Fórmula 1; foto: https://www.f1supernews.com/).


Redes Sociales

PUBLICIDAD PUNTO WEB STUDIO

Catalogo Web Feed