Nos encontramos ante el cóctel clásico de Arabia Saudí: uadis, valles, jébels, todo ello salpimentado de piedras entre sectores de dunas y extendido a lo largo de grandes llanuras. He ahí el decorado que han podido admirar los pilotos entre Riad y Al Qaisumah… Si es que no han estado todo el tiempo concentrados en su road book. Cuando la reflexión y la interpretación se imponen en la toma de decisiones, hay que saber levantar el pie para rodar más rápido. Los pilotos más rápidos, como Joan Barreda y Daniel Sanders en motos, o Stéphane Peterhansel y Nasser Al-Attiyah en coches, han hecho caso omiso a esta premisa y han pagado en mayor o menor medida las consecuencias en función de la renta de la que disponían. En cualquier caso, el avance hacia el noroeste del país ha sido de todo menos anodino.

Leer más:Dakar 2021; Etapa 5: Benavides tira de épica y De Villiers de oficio

Tras seis etapas y un prólogo disputados desde la salida de Jeddah, en la jornada de descanso de hoy sábado, permanecen en la carrera 231 vehículos (78 motos, 14 quads, 56 coches, 49 vehículos ligeros y 34 camiones) de los 286 que superaron las verificaciones. Entre los que han visto interrumpida su carrea, 26 pueden continuar aún la aventura en el Dakar Experience, sin figurar en la clasificación general.

Leer más:El Dakar 2021 a mitad de recorrido: Como para aguantar la respiración

La jornada ha sido tan larga como rápida, he ahí la paradoja que nos ofrece en ocasiones el Dakar, especialmente en una etapa de transición donde la sección neutralizada concentraba gran parte del tiempo… pero no estaba exenta de sabor. Por un lado, porque buena parte ha sido recorrida por pistas y no por asfalto: un detalle digno de mención que recuerda a los más veteranos el paso por el desierto del Teneré, más si cabe al ser invitados a cambiar de rumbo al pasar, precisamente, por un solitario árbol, una imagen que recordaba inevitablemente a Dakares pasados. Como si de un símbolo se tratara… La especial, rápida de principio a fin, ha permitido a todos los competidores poner a prueba su velocidad y saborear esa sensación de liberad que sólo puede experimentarse en algunas regiones desérticas del mundo. Estos momentos de ensueño se han ido difuminando progresivamente hasta devolver a los pilotos a la realidad en el segundo enlace, cuando viviendas aisladas daban paso a aldeas, posteriormente a pueblos y, por último, a suburbios en la aproximación a la capital, Riad.

Leer más:Dakar 2021; Etapa 4: Barreda y Al-Attiyah, victorias capitales

Situado en pleno corazón de Arabia Saudí, Ha’il ha sido, desde hace años, el cruce de las rutas comerciales entre las principales ciudades del país. Desde hace más de una década, a esta condición se suma otra muy importante, la de capital de los rallies todo terreno, donde una comunidad activa ha impulsado el desarrollo de la disciplina.

Leer más:Dakar 2021; Etapa 6: Barreda y Sainz, maestros de la arena

Redes Sociales

PUBLICIDAD PUNTO WEB STUDIO

Catalogo Web Feed