Nelson Sanabria consiguió su séptima medalla en siete participaciones en el Rally Dakar. La primera experiencia de la carrera más dura del planeta en Arabia Saudita fue un éxito tanto en lo deportivo como en lo organizativo y el León Guaraní pudo mantener su 100% de efectividad en un territorio desconocido y atrapante.

La bandera paraguaya vuelve a flamear en el podio del Rally Dakar de la mano de Nelson Sanabria. El piloto tricolor volvió a demostrar su efectividad en esta durísima prueba y completó el 100% del recorrido nuevamente ubicado en el Top Ten de la clasificación general de Quads.

“Fue una carrera muy buena, por su recorrido, por la organización, por los roadbooks, por la dureza, por la navegación, por todo. La gente de Arabia puso mucha infraestructura y los bivouac fueron perfectos”, afirmó Nelson al subir al podio del final.

“En lo deportivo creo que sufrí un poco demás debido a los problemas de la primera etapa. Entendí que este es un Dakar en el que hay que atacar desde el primer kilómetro. Lamento no haber podido largar más adelante en las primeras etapas, donde me costó muchísimo recuperar. Ahora ya tengo experiencia y podemos afrontar mejor las próximas ediciones tanto en lo deportivo como en la logística”, aseguró Sanabria.

Por último, el piloto que tiene su bunker en Asunción, añadió: “Es un orgullo poder haber completado las siete ediciones en las que he participado de esta carrera, que es la más dura del planeta. Ahora nos queda descansar unos días y ya en febrero comenzar a pensar en la próxima edición, como todos los años. Quiero agradecer a todas las marcas y entidades que me ayudan a estar presente en cada Rally Dakar y asegurarles que vamos a ir por más el año que viene”.

Nelson Sanabria se ubicó octavo, finalizando por quinta edición dentro del Top Ten de la categoría Quads. El paraguayo culminó con un acumulado de 61h00m42s y quedó a 8h56m03s del ganador de la competencia, Ignacio Casale.