Tras una primera etapa brillante, en donde todo parecía que ya estaba definido, el Rally Trans Itapúa en su edición XXXII presento un cambio brusco en su antepenúltima Prueba Especial (PE) y el triunfo final fue para la pareja Diego Domínguez-Edgardo Galindo con el Hyundai i20 R5.

Este fue el segundo logro consecutivo del popular piloto que además alcanzo su cuarto triunfo general en la tierra sureña y dio a su navegante su quinto éxito en la cita más importante del calendario nacional en la región oriental. Galindo ahora es el más ganador de la butaca derecha.

La prueba que abrió el año 2019 en el nacional ya fue la segunda del nivel sudamericano en el FIA/Codasur.

Pero volvamos a lo apuntado inicialmente. Al cierre de la etapa inicial, que arranco con dos PE en la noche del viernes sobre un trazado de asfalto y continuo el sábado con otros seis sectores de velocidad pura, ubico a un intratable Alejandro Galanti con el Toyota Etios R5, que ya está en un nivel muy superior desde su inédito debut en el parque nacional.

DE UNA BUENA DIFERENCIA A CASI UN DESASTRE TOTAL

final2

Galanti, quien recupero la asistencia de Marcelo Toyotoshi, cerró el día 1 con una diferencia de 23 segundos y 8 centésimas sobre los que serían los ganadores finales. Todo ya parecía definido, la diferencia era importante y se sabía que con la experiencia que tiene el piloto de la marca nipona y en condiciones normales no se podría dar un cambio tan radical en condiciones normales.

Sin embargo, lo impensado ocurrió cuando ya restaba poco para el banderazo final.

Galanti y Toyotoshi, sufren un despiste en una curva rápida de izquierda, en donde se para el motor del Toyota y les resulta complicado volver a ponerlo en marcha. Allí, las diferencia que incluso aumentaron tras el primer rulo de la Etapa 2 a 28 segundos se esfumaron y Domínguez-Galindo tomaron el toro por las astas hasta el final sacando una diferencia un poco menos de 10 segundos que la pudieron capitalizar hasta el final, ante sus principales rivales que perdieron en el fatídico lugar del despiste unos 40 segundos.

El desenlace no estaba en los planes de nadie y menos de Galanti, que apuntaba hacia su octavo triunfo en la prueba en donde tiene el record de su apellido escrito en sus clasificaciones con 7 triunfos en todo el historial.

UN FINAL IMPENSADO HASTA PARA LOS GANADORES

final3

Aquí se dio aquello de que se hizo tan común en el automovilismo, como lo había dicho el quíntuple campeón mundial de la Formula 1, el argentino Juan Manuel Fangio: “Nada esta definido hasta que caiga la bandera a cuadros”.

Finalmente, Domínguez que ya se hizo popular con el mote de “El Patrón”, se hizo de la victoria, incluso contra su propia decisión ya que al cierre de la mitad de la Etapa 2 manifestaba que era muy difícil tumbar las cosas hacia su campamento.

El banderazo final ubico al binomio de la marca coreana con un tiempo total de carrera de 1 hora 41 minutos 27 segundos y 6 décimas, para dejar segundos a Galanti y Toyotoshi a 8 segundos 4 décimas.

Fue un final impensado hasta para los ganadores que al final hasta no querían creer lo que había ocurrido y hasta se sintieron apenados por el desenlace final ya que reconocieron abiertamente que el trabajo de Galanti y Toyotoshi casi fue perfecto. De las 13 Pruebas Especiales, la pareja de Toyota fue superiores en 5 y ellos con un solo mejor tiempo llegaban al triunfo.

UN AVANCE QUE MERECE UN GRAN PREMIO

final4

Sin embargo, en esta cita y tras el triunfo en el cierre de la temporada 2018 en el Nacional, en Carapeguá; la también clausura del FIA/Codasur del año pasado en Uruguay y el inicio del año 2019 en el Nacional de Súper Prime con el Mini Rally de La Colmena, en donde sumaron triunfos dejan a las claras que ya tienen una maquina ya competitiva y dispuesta a luchar por las primeras posiciones frente a los autos que nacieron para rally, como los Skoda, los Ford y el Hyundai.

Vale la pena destacar que el Toyota Etios R5 solo existe en Paraguay y su desarrollo es fruto de la dedicación de la gente del Team Toyotoshi, que apostaron por esta unidad para enfrentar a las consagradas unidades que vienen con el aval de fábrica.

El podio la completo el Ford Fiesta R5 de Augusto Bestard y Héctor Peki Nunes, para demostrar que este piloto parece encontrarse en un buen año ya que en la cita de la Tierra Colorada de Misiones de hace algunas semanas también había realizado una muy buena carrera.

La cuarta ubicación fue para el boliviano Roberto Saba y Claudio Ocampo, con un Skoda Fabia R5, la quinta para Juan Martin Masi-Fabrizio Chiriani con Ford Fiesta R5 y la séptima para el mejor Volkswagen Polo GTI R5, el auto que debutaba en el parque nacional, el de Miguel Zaldívar (h)-Hernán Vargas Peña.

En la octava plaza, arribaron los García (Jorge y Jorge M), también con Skoda, en la novena, Pedro Fadul-Eugenio Arrieta, igualmente con una maquina checa y la décima posición para el boliviano, Eduardo Peredo y Luis Salazar con una Mitsubishi Evo X.

…Y TAMBIEN “EL PATRONCITO” LA VOLVIO A REPETIR

final5

Y para no dejar dudas de que la tierra itapuense le sonríe a los Domínguez, el hijo del ganador absoluto, Hugo Diego, llevando esta vez de navegante a Adolfo González, a los mandos del Peugeot 208 R2 volvió a repetir su actuación del año pasado como hizo su padre.

Dieguito o “El Patroncito” se hizo de la general de la Tracción Simple y su categoría, no sin antes aguantar la muy buena gestión del piloto mundialista en la Junior de la FIA, Fabrizio Zaldívar que comenzó dominado en la Etapa 1, pero finalmente quedo fuera de carrera por problemas de frenos en su Citroën DS3 R3T MAX con la asistencia de Víctor Aguilera.

La segunda plaza de esta general fue para Diego Elizeche, que logra cerrar quizás una de sus mejores actuaciones desde su ingreso al lote de competidores con su Honda Civic SI con la asistencia de Christian Ramos y el podio la completo el piloto debutante Fabrizio Yaluk y Fabrizio Roca con una Ford Fiesta R2.

TODOS LOS GANADORES DE LAS CLASES

final6

En cuanto al resumen de todos los ganadores de cada una de las Clases este es el panorama que dejo el Rally Trans Itapúa que tuvo un espectacular desarrollo con caminos excelentes y una organización que no dejo dudas del excelente plantel organizativo, en donde incluso brillaron directivos locales de Encarnación, como Mario Vega, que se lució en la puesta a punto de los caminos de la carrera y en atenciones para con los competidores y los medios de comunicación.

En la RC2 Pro, el triunfo fue para Diego Domínguez y Edgardo Galindo, con el Hyundai i20 R5; en la RC2, se impusieron Juan Martin Masi y Fabrizio Chiriani, con el Ford Fiesta R5 y en la misma clase por el Sudamericano vencieron Saba y Ocampo con el Skoda Fabia R5 que vino de Bolivia.

En la RC2N Pro, la victoria fue para Cesar Martínez y Marcos Méndez, con la Mitsubishi Evo X y en la RC2N, la pareja boliviana Eduardo Peredo-Luis Salazar, también con Mitsubishi Evo X, se hicieron del sudamericano y por el Nacional paraguayo, se lucieron Cesar Pedotti y Marcelo Mendoza, con Mitsubishi Evo VIII.

final7

En la RC3 Pro, el éxito fue para Sebastián Lafarja y Stefan Taboada, con Honda Civic Type R y en la RC3, Diego Elizeche y Christian Ramos, con Honda Civic SI.

En la RC4 Pro, el éxito fue para la pareja Diego Domínguez-Adolfo González, con el Peugeot 208 R2; en la RC4, Rodolfo Winekker y Jorge Arrúa, con Honda Type R y en la RC4L, el éxito estuvo para Arnaldo Duarte y Richard Arévalos, con el Toyota Vitz RS.

Finalmente, en la RC5, en el Nacional la victoria fue para el Volkswagen Gol de Nicolás Baeza y Daniel Vera y por el FIA/Codasur para la también pareja paraguaya Fabrizio Galanti y Tadeo Carrasco, con el Toyota Etios.

UN RALLY CON MUCHOS ABANDONOS

final8

En su primera etapa esta nueva edición del Trans Itapúa ya dejo en el camino a pintados candidatos a ser grandes protagonistas.

En el primer orden no se puede dejar de citar a Gustavo Saba y Fernando Mussano, los actuales campeones sudamericanos y del nacional paraguayo, que abandonaron con el nuevo Volkswagen Polo GTI R5, al igual que Miki Zaldívar y Leonardo Suaya, que igualmente ingresaron con la nueva unidad alemana, que demostró que debe ser trabajada para su nuevo habitad en este país.

Tanto Saba como Zaldívar quedaron a mitad de la Etapa 1 por problemas similares, una muy aparente debilidad en su parrilla de suspensión trasera.

La rotura de este elemento y la falta aun de repuestos dejaron en el camino a estos dos pilotos antes del final de primer día.

final9

Sin embargo, Saba se pudo reenganchar en la Etapa 2, siendo el más rápido del día de cierre, dejando su marca en 6 especiales en total, lo que habla del gran nivel del auto alemán, que tiene que ser ahora más adecuada a los caminos nacionales.

A la larga lista de abandonos se deben agregar la de otros pintados candidatos como Luis Maldonado, Blas Zapag, Javier Ugarriza y Agustín Alonso con Skoda y Mauricio González, con Mitsubishi Evo X, por citar a algunos de las clases mayores.

Del total de 61 tripulaciones que iniciaron la competencia con sus dos primeras especiales del viernes, un total de 40 la finalizaron, sumando ya a los reenganchados.

final10

Ahora, de vuelta se viene un paro en materia de rally a la espera de la pospuesta cita del Guaira, la primera del año, para dar paso a la presencia de algunas tripulaciones paraguayas en la próxima cita del Rally Mundial de la República Argentina, de este fin de mes.

El Rally del Guaira fue reprogramada para los días 10 al 12 de mayo.

(Textos: Cesar Insfran; Fotos: Motorpy.com).