Los excrementos de pájaro pueden tener implicaciones serias en la pintura del auto, pero afortunadamente los vehículos Ford se preparan para combatir esta eventualidad con la ayuda de excrementos sintéticos desarrollados en laboratorio. Estos son aplicados en paneles de prueba como un spray, las piezas de muestra se envejecen a 40°C, 50°C y 60°C en un horno para replicar el uso del cliente en temperaturas extremas, llevando la protección contra la corrosión de la pintura al límite. En el siguiente enlace puedes ver una animación de este trabajo.

Esta prueba es solo una de las muchas a las que son sometidas las muestras de pintura. Los paneles también se rocían con ácido fosfórico mezclado con detergente de jabón y polen sintético antes de envejecerlos en hornos a 60°C y 80°C durante 30 minutos. Esto protege contra las partículas presentes en el aire, como el polen y la savia pegajosa de los árboles.

Otros testeos de la pintura incluyen un bombardeo continuado con luz ultravioleta por hasta 6.000 horas (250 días) en un laboratorio de luz – simulando cinco años en el lugar más brillante de la tierra – para evaluar la meteorología exterior; congelación en temperaturas bajo cero; exposición a la suciedad de las carreteras en invierno en una cámara de sal de alta humedad; y una simulación de manchas de combustible.

¿Cómo limpiar estas poco gratas manchas del auto?

Dejar excremento de pájaro en cualquier vehículo nunca es una buena idea. El consejo para cualquier usuario es simplemente lavarlo regularmente con una esponja y agua tibia que contenga shampoo de pH neutro; eliminando suavemente las sustancias de aspecto inofensivo de la pintura inmediatamente. Encerar las superficies pintadas una o dos veces al año ayuda a asegurar que los nuevos acabados de pintura puedan resistir mejor los ataques más duros, a la vez que se mantienen brillantes durante más tiempo. (Press Latam).


Redes Sociales

PUBLICIDAD PUNTO WEB STUDIO

Catalogo Web Feed