Moverse en auto puede ser más seguro para evitar el transporte público y contagiarse con el COVID-19. Sin embargo, aunque es menor el contacto con el entorno, aún hay que seguir algunas prácticas de desinfección para mantener el virus a raya al momento de salir.

Hay que tener especial cuidado en desinfectar aquellas partes del auto que están en mayor contacto con las manos. Según distintos estudios, materiales como el el metal, madera y plásticos, son donde más tiempo persisten las gotas del virus, llegando a vivir hasta tres días. En la puerta del vehículo, por ejemplo, estas zonas son las que se tocan para abrirlo o cerrarlo, como la manilla exterior, el marco, seguro y el apoyabrazos al interior.

Ya dentro del vehículo, las principales áreas en contacto son el volante, la palanca de las luces, cinturón de seguridad, botonera del alzavidrio y la pantalla de la radio. A esto se suma, el freno de mano y la palanca de cambios.

“En estas instancias es importante cuidarnos entre todos y poner atención en las cosas que podemos hacer para disminuir el contagio. En el caso de los vehículos, si bien la mayoría es de uso privado, igual hay que mantener pautas de limpieza constantes, tratando de no dañar los materiales del auto y así mantenerlo en óptimas condiciones”, comenta Christian Scheel, Product & Sales Manager de SAIC Motor, fabricante de Morris Garages.

Desde Morris Garages entregan los siguientes consejos para desinfectar el auto:

· Al momento de armar tu rutina de salida, considera un tiempo de al menos 20 minutos para desinfectar el auto y en lo posible volver a lavarte las manos después de realizar la acción.

· Dentro de los elementos que puedes usar para desinfectar la mayor parte de las superficies está el desinfectante en spray. Es importante no dejar que el exceso de producto quede en las superficies, por lo tanto, es bueno retirar el extra del producto con un paño exclusivo para este uso. Para hacerlo más en profundidad anda por secciones al interior del auto.

· Las toallitas desinfectantes también son un aliado para protegerse. En este caso se recomienda usar una toallita diferente por cada superficie.

· En caso de no tener estos elementos a la mano, el gel antibacterial o un líquido limpiador de superficies también son útiles. En estos casos se recomienda poner el producto en un trapo o algodón y después pasarlo por la superficie, cuidando de ir cambiándolo entre las diferentes elementos para no transferir los gérmenes de un lado a otro.

· Nunca usar cloro, jabón, detergente de platos y limpiadores de piso directamente en las superficies del auto, ya que puede llegar a dañar las telas del auto y el acabado de algunos plásticos.

“Es importante integrar estas rutinas en nuestro día a día para que podamos salir rápidamente de esta situación, y no olvidar siempre el lavado de manos constante, mantener la distancia social y el uso de mascarillas”, concluye Scheel. (Press Latam).


Redes Sociales

PUBLICIDAD PUNTO WEB STUDIO

Catalogo Web Feed