18 Diciembre, 2018

Banner TACPy

TACPy

Consejos para cuidar el auto del calor y los viajes de verano

viaje de verano

Los largos viajes de vacaciones pueden exponer su vehículo de forma prolongada a los rayos del sol y las altas temperaturas que se esperan para todo este verano. Los expertos de SALFA entregan consejos para cuidar el buen estado de su auto en esta temporada.

Los viajes de verano a la playa y el campo son una excelente ocasión para disfrutar con la familia y amigos. Sin embargo, las altas temperaturas son un factor que se debe tener en cuenta para aplicar los cuidados y precauciones necesarias para evitar que el automóvil supere sus límites, provocando daños en su funcionamiento.

En primer lugar, para asegurarse de no pasar calor durante el viaje la sugerencia es revisar el aire acondicionado antes de partir. “En días excesivamente calurosos es probable que algunos modelos de automóviles no tengan la capacidad de enfriar tan eficientemente, por lo que los sistemas de A/C deben ser mantenidos y se recomienda su revisión cada, mínimo, dos años”, asegura Carlos Casella, Gerente de Servicios Livianos de Salfa.

En cuanto al motor, Casella sostiene que el calor puede afectar también su funcionamiento pero en niveles mínimos, ya que tiene la ventaja de contar con los elementos necesarios para enfriarse a través de su sistema de refrigeración. “La recomendación es revisar el nivel del anticongelante y, como medida de seguridad, nunca quitar la cubierta del radiador cuando el motor esté caliente”, agrega el experto de Salinas y Fabres.

Pero parte de la seguridad del viaje depende también del conductor. “El conductor debe asegurar las horas de descanso adecuadas, al menos ocho horas antes del viaje, con el fin de garantizar una mayor eficiencia al manejar. También es importante hidratarse frecuentemente, y si el traslado es mayor a cinco horas continuas, alternar la conducción con otra persona y asegurar pausas” asegura el experto.

La preparación del automóvil es otro punto importante, donde el conductor debe hacer una inspección básica que incluye aspectos como luces, dirección (que se encuentre bien balanceada), neumáticos, sistemas de emergencia (gata, triángulos, extintor), botiquín de primeros auxilios y revisar la documentación, tanto del vehículo como del o los conductores (que se encuentren al día).

OTRAS PRECAUCIONES

Con respecto a los implementos interiores del auto, en días de mucho calor la temperatura al interior del vehículo puede llegar sobre los 80°C, por lo que se recomienda abrir las puertas un instante antes de ingresar para que el calor interior baje. Es también aconsejable tener cuidado con el volante de conducción, que en algunas oportunidades está tan caliente que puede llegar a dar la sensación de quemarse las manos.

“Para proteger la pintura y tableros existen en el comercio ceras que incluyen compuestos contra los rayos UV, de fácil aplicación. El cuidado de los neumáticos es el mismo que se efectúa regularmente, es decir, efectuar inspección visual de daños y revisar la presión del mismo”, sostiene Casella, quien agrega que “las láminas de control solar o parasoles actuales tienen protección UV y, dependiendo de la calidad, están en diferentes rangos y tonalidades. Éstos pueden ser dispuestos en los vidrios laterales a opción del usuario, siendo absolutamente recomendables”.

La pintura es la zona más expuesta al sol. Los daños no se darán en forma inmediata, pero poco a poco la pintura irá perdiendo el brillo opacándose cada vez más, llegando, en algunos casos, a generarse desprendimientos como si se estuviera saliendo una capa superficial. Es recomendable cubrir el automóvil en días soleados y, así, evitar el impacto directo de los rayos UV. (Press Latam).

Motor Sport

Banner Vacio