Tras la publicación del primer estudio “Radiografía del Motorista en España”, por la Fundación Pons junto a Midas, el 86% de los motoristas se muestran autocríticos y consideran que, a veces, pecan de imprudentes cuando conducen entre coches. Por otro lado, el estudio muestra que también más de la mitad de los encuestados considera más peligroso conducir por ciudad que por carretera y apunta a los riesgos en la calzada y los ángulos muertos que experimentan en la conducción como los mayores peligros para su seguridad – son una reseña del portal especializado ‘Circula Seguro’.

Los motoristas son un colectivo muy vulnerable en carretera, pero como muestran los datos también los pilotos más jóvenes son conscientes de su imprudencia ocasional. Esta dicotomía entre automovilistas y motoristas obliga a plantear la siguiente pregunta: ¿Son los motoristas más irresponsables o más frágiles? Quizá sea difícil encontrar una respuesta, pero con los datos en la mano podremos establecer cuál es la opinión pública general – señaló el análisis avanzado por ‘Circula Seguro’.

MOTORISTAS POCO RESPETADOS

motos2

La convivencia entre motos y otros medios de transporte en las carreteras españolas no es sencilla, pues como asegura Pere Navarro, nuevo Director de la DGT, la moto no tiene un espacio propio, mientras que “el transporte público, el automóvil y la bicicleta tienen sus carriles reservados y el peatón tiene su espacio en la aceras”.

Las motocicletas no disponen de un espacio propio y tienen que compartirlo con el resto de vehículos, lo que provoca que el resto hablen mal ellas.

“Debemos repensar el diseño urbano para adecuar la ciudad a la nueva realidad de cada vez más motos y menos coches”, declaró Navarro.

El 65% de los motoristas que participaron en el estudio considera que los conductores de otros vehículos no les respetan mientras circulan. Además, las motos cuentan con el hándicap de tener que superar ciertos riesgos que la calzada supone para las dos ruedas como pueden ser las resbaladizas marcas de pintura, los baches o badenes mal señalizados y el problema de los ángulos muertos, tanto para ver como para ser vistos.

motos3

Otros problemas habituales como son la falta de respeto hacia la distancia de seguridad, la existencia de guardarrailes en carreteras y autopistas, así como la práctica tan común de adelantar por la derecha que suelen llevar a cabo muchos conductores, completan el listado de peligros que apuntan los entrevistados a la hora de causar accidentes.

Por otro lado, las mujeres moteras señalan la falta de protección del equipamiento diseñado para este perfil de conductor que reclama cascos más seguros y con mayor protección ante caídas. El equipamiento que utilizan es esencial en la protección de los moteros.

El casco es el elemento más importante para ellos, principalmente el de tipo integral (81%), seguido del casco abierto (35%) en el caso de conductores de ciclomotor. Más de la mitad de ellos (7 de cada 10) aseguran llevar guantes y chaqueta especial, con otros accesorios como son las coderas (30%), botas (22%) o chaleco de protección (20%).

Uno de los objetivos de la “Radiografía del Motorista en España” es observar el tipo de conducción que practican los motoristas cuando circulan por ciudad o viajan por carretera. Resulta curioso que más de la mitad de los entrevistados (56%) destaca que es más arriesgado conducir en zonas urbanas que en grandes vías o en carreteras, al contrario que en el caso de las mujeres y los conductores de ciclomotores, quienes tienen más recelo a circular por carretera que por ciudad.

MOTORISTAS IMPRUDENTES

motos4

Como hemos dicho previamente, por el contrario, el 86% de estos se muestra autocrítico, reconociendo que peca de imprudente, cuando conduce entre coches y por las grandes urbes. El respeto a los límites de velocidad y las normas de circulación es uno de los aspectos más llamativos en este sentido, pues aunque una buena parte de ellos declaran cumplir con las reglas (93% cumplen las señales de circulación y 79% los límites de velocidad), hay otra gran mayoría que se las toman más a la ligera.

Son, principalmente, conductores que llevan una moto de más de 500 cc los que más frecuentemente reconocen saltarse los límites de velocidad, tanto en ciudad como en carretera, mientras que las mujeres motoristas se muestran más respetuosas con los límites de velocidad y las señales de circulación.

Este perfil de conductor de motos de mayor cilindrada asegura, además, decantarse por la motocicleta frente al coche por el simple placer de conducirla. Disfrutar de los ratos de ocio (88% de los encuestados) sobre las dos ruedas es un verdadero placer si esto no supone descuidar la normativa de tráfico y tu propia seguridad. Como aseguran 3 de cada 4 entrevistados, aunque la moto es más rápida y divertida que el coche, es mucho más susceptible de sufrir caídas y golpes, por lo que ajustarse a los límites y señalización establecidos resulta primordial. Como es lógico, más del 90% de los motoristas señalan que el coche es el medio de transporte más seguro y más cómodo (70%).

motos5

El cuidado de la moto es otro de los puntos que mejorar para una mayor concienciación con la seguridad vial de este colectivo. El 41% de los motoristas realiza las revisiones en talleres cercanos y un 37% en talleres de la marca/fabricante, y aunque se pone de manifiesto la mayor concienciación que han adquirido los conductores de motocicletas sobre su seguridad, también queda mucho por hacer, especialmente en todo lo relacionado con las motos de menor cilindrada, las cuáles se descuidan con mayor facilidad.

Evidentemente este estudio está referido a una comunidad con formación europea y una normativa que se cumple por funcionarios responsables de vigilar el cumplimiento de las disposiciones. Nada que ver con la realidad latinoamericana… (Flash del Motor).


Redes Sociales