Celebrando 10 años de actividades, el Complejo Industrial Nissan en Resende, Brasil, suma nuevos proyectos ambientales para evitar emisiones de 70 toneladas de CO₂ al año

Compartí este artículo!

Las iniciativas forman parte del Nissan Green Program, el plan global de la marca para acelerar los esfuerzos relacionados con el cambio climático.

Recibí las noticias en tu celular: Canal de WhatsApp Motorpy

El Complejo Industrial Nissan en Resende, en el sur de Río de Janeiro, cumple esta semana 10 años de operaciones en Brasil y Nissan América Latina está de festejo. La celebración del aniversario de la fábrica coincide con el lanzamiento de dos importantes proyectos medioambientales que utilizan tecnologías de la industria 4.0 para ahorrar recursos naturales en la línea de producción de Nissan. Las iniciativas están alineadas con el Nissan Green Program, un programa para acelerar los esfuerzos relacionados con la neutralidad de carbono y la reducción del cambio climático que forman parte del plan estratégico global “The Arc”, y que generará una reducción de más de 70 toneladas de CO₂ al año, además de la reducción en el consumo de recursos naturales.

Implantado en los edificios de Pintura, Plástica y Utilities, el nuevo Sistema online de Automatización y Monitorización de la Gestión Energética consiste en digitalizar el sistema energético para mejorar el control y ejecución de actuaciones en tiempo real. “Con el seguimiento y control online de los puntos de utilización de los recursos naturales, podemos, por ejemplo, identificar momentos de producción ociosa y entrar automáticamente en modo economía”, explica Felippe Figueira, especialista en Ingeniería de Mantenimiento del Complejo Industrial de Resende. “Utilizando elementos de la industria 4.0, digitalizamos las operaciones de la fábrica para tener un centro de comando inteligente que busca oportunidades para reducir el consumo de recursos”, agrega.

Con el nuevo proyecto se monitorearán más de 240 puntos de consumo de recursos en Resende. Sólo en los predios de Pintura y Plásticos, por ejemplo, hay 81 puntos de control de electricidad, 29 de gas natural y 10 de agua.

Publicidad
Diesa

Otra iniciativa de Nissan para reducir las emisiones de CO₂ implementada recientemente en la fábrica de Sul Fluminense es el nuevo sistema de control de aire acondicionado instalado en los sectores de Carrocería, Ensamblaje y Motores. El proyecto tiene como objetivo ahorrar energía mediante el control en línea de la temperatura exterior. De esa forma, cuando la temperatura exterior es inferior a 23°C, el sistema de aire acondicionado entra en modo de ahorro de energía. En el sector de Motores, el sistema va más allá, eleva las puertas automáticas, permitiendo la circulación del aire y una mejor homogeneidad entre la temperatura exterior e interior.

MATRIZ ENERGÉTICA 100% EÓLICA

El Complejo Industrial de Resende es uno de los más avanzados y sostenibles del mundo. En línea con el Nissan Green Program, las prácticas respetuosas con el medio ambiente van desde los procesos de producción hasta la forma en que se diseñó la construcción de la fábrica.

La matriz energética de la unidad, por ejemplo, es 100% eólica: todos los procesos productivos de Nissan en Resende utilizan energía eléctrica procedente del viento, adquirida en el mercado libre de energía y certificada por I-REC (Certificado Internacional de Energías Renovables). La práctica hace que la fábrica de Nissan tenga cero emisiones de CO₂ para la generación de energía eléctrica.

Otras iniciativas sustentables en la planta son el uso de iluminación natural, tratamiento adecuado de residuos, Projeto Aterro Zero, reutilización de agua de producción y condensación del sistema de aire acondicionado, pintura a base de agua, reutilización de aire caliente proveniente del sistema de quema de los compuestos orgânicos volátiles, entre otros.