Jueves, Diciembre 14, 2017

Banner TACPy

TACPy

Banner Baic

Brasil busca desbancar a los usados de Japón y Corea en Paraguay

Brasil Usados JP KO 1

La industria automotriz brasileña realiza una fuerte apuesta en Paraguay, donde busca colocar unidades nuevas por un costo menor a 10.000 dólares. Este intercambio apunta a reducir el peso que tienen los coches usados importados de Corea y Japón en el parque automotor paraguayo.

Los modelos son los populares Kwid (Renault), Mobi (Fiat), Ka (Ford) y Onix (Chevrolet) y contarán con todos los beneficios de la garantía original de fábrica de cinco años.

El programa contará con una línea de crédito de 60 meses ofrecida por el Banco Nacional de Paraguay, con tasa cero, y prevé la venta de entre 5 a 10.000 vehículos en un plazo de 12 meses.

Desde Asunción, el Director del Centro Empresarial Brasil-Paraguay (Braspar), Wagner Weber, dijo a ‘Sputnik Brasil’ que el acuerdo ampliará el liderazgo que las ensambladoras brasileñas ya ostentan hoy en el país vecino, desbancando a las coreanas.

Brasil Usados JP KO 2

Entre enero y octubre del 2017, las exportaciones de vehículos brasileños a Paraguay - incluyendo comerciales ligeros, camiones y ómnibus - crecieron 236% en relación a igual período del 2016, totalizando 10.915 unidades y 121 millones de dólares.

Actualmente, el mercado paraguayo consume cerca de 80.000 autos por año, de los cuales 60% son vehículos importados de segunda mano, principalmente de Japón y de Corea del Sur.

"La Suprema Corte (paraguaya) permitió la importación de vehículos usados, y el Gobierno quiere acabar con eso para renovar el parque automotriz. Por eso está promoviendo la venta de coches 0 kilómetro al mismo precio que los usados traídos de Japón, que son importados desde el puerto de Iquique, en el norte de Chile, y llevados a Paraguay", dijo el empresario.

Weber dijo que el acuerdo es ventajoso para el consumidor paraguayo y también para la industria local: para el consumidor, porque pagará una prestación de alrededor de 460 reales por mes (900.000 guaraníes, unos 150 dólares) sin recargos y tendrá una garantía de cinco años del fabricante; para la industria, porque permitirá la apertura de fábricas para atender la nueva demanda.

La idea es firmar también un acuerdo automotriz con Paraguay, en el formato de los que ya existen entre Brasil, México y Argentina. Según Weber no solo incluirá vehículos automotores sino también autopartes, ya que muchas empresas brasileñas quieren tercerizar la producción en Paraguay.

Brasil Usados JP KO 3

"Hay una industria metalúrgica bastante interesante que consume 500.000 toneladas de acero por año y 400.000 de laminados, pero no tenemos estampas para piezas pequeñas. Con este acuerdo y la posible instalación de una ensambladora en Paraguay, se podrá atraer cada vez más empresas del sector de autopartes, a través de asociaciones con empresas brasileñas", dijo el Director de la Braspar.

Weber dijo que el parque automotor paraguayo hoy es de dos millones de vehículos y dos millones de motos. El último relevamiento del censo del Gobierno revela que casi 70% de los hogares tienen vehículos propios, un índice elevado de motorización para el país, que invierte ahora en la renovación de la flota, inclusive la de ómnibus.

El Director de la Braspar recordó que hasta el 2015 la mayor importación de vehículos nuevos provenía de Corea del Sur, seguido por China y Brasil. En cambio, a partir del 2016, las ensambladoras brasileñas asumieron el liderazgo del mercado.

Consultada por ‘Sputnik Brasil’, la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea) no respondió al pedido de entrevista hasta el cierre de la edición. (Flash del Motor).

Motor Sport