Jueves, Diciembre 14, 2017

Banner TACPy

TACPy

Banner Baic

El Chirón no es el auto de serie más rápido del mundo

Chiron Bugatti 1

La publicación especializada ‘Digital Trends’ ha recurrido a las redes sociales a fin de mostrar la más reciente clasificación mundial de los autos más veloces producidos en serie y vendidos de manera abierta al público, sorprendiendo al no otorgar la primera posición absoluta al nuevo automóvil de la marca Bugatti, el cupé Chiron, para coincidir así con otras publicaciones especializadas que tampoco dan al capricho tecnológico del Grupo VW la supremacía.

Según la publicación, el Grupo VW aún mantiene en catálogo el cupé Bugatti Veyron 16.4 en su edición final, la Súper Sport, que completó la serie final de una docena larga de unidades del modelo, fabricado entre 2003 y el pasado año.

El Veyron Súper Sport se ofreció con carrocería bicolor especialmente decorada y los 1.200 HP de su motor de 16 cilindros en W le permiten alcanzar hasta 429 km/h en su configuración de serie.

El recién aparecido cupé Chiron supera la marca de velocidad de su predecesor, que durante siete años mantuvo el Récord Guiness del “Carro de Serie Más Rápido del Mundo”.

Chiron Bugatti 2

Algunas informaciones extraoficiales alegan que el Chiron, con los cauchos adecuados (según Bugatti es imposible hacer cauchos de serie que puedan soportar velocidades tan altas y a la vez adaptarse a los criterios de uso y duración de un carro para circular normalmente por las calles a diario) y sin restricciones electrónicas, podría rozar los 500 km/h, pero la cifra oficial homologada es de poco más de 433 km/h, lo cual le coloca por delante de su antecesor, pero no al frente de esta clasificación.

Con un precio de 2.6 millones de dólares en su presentación estándar, el Chiron es mucho más caro que los tres súper autos que le superan en velocidad, todos de fabricación norteamericana y homologados por las agencias de seguridad y ambiente de EEUU para ser vendidos como carros de estricta serie.

El Hennessey Venom GT, armado sobre la ligera base del Lotus Elise, fue en algún momento el carro de serie más rápido del mundo con 433 km/h, lo cual vendría siendo casi la misma velocidad declarada por Bugatti para el Chirón, pero a diferencia de éste no necesitó una pista de carreras para desarrollarla, sino que su récord fue medido en vías públicas. También es un carro bastante más barato que el capricho alemán, al costar poco menos de un millón de dólares.

El Agera SS, la propuesta más reciente del fabricante suizo Koenigsegg, homologó una velocidad máxima de 443,2 km/h empleando una autopista abierta al público en Nevada, EEUU, donde está homologado para la venta a cambio de un precio en torno al millón y medio de dólares, de acuerdo con el país para el cual se despache.

Chiron Bugatti 3

La empresa americana Hennessey sigue siendo la gran especialista en la producción de autos de producción en serie capaces de alcanzar velocidades extremas. El especialista ha tenido que desarrollar una propuesta superior al Venom GT para mantener la supremacía que otrora ostentó éste.

“El Venom F5 tiene la hoja de especificaciones más impresionante de todas y entre sus datos se encuentra una potencia total de 1.600 HP, que le permiten en teoría superar los 482 km/h”. Por un precio de “apenas” 1.6 millones de dólares, el velocista norteamericano es dos quintas partes menos caro que el extremo Chiron y al igual que otros súper autos de este tipo ofrece una apariencia exterior absolutamente individualizada.

Fabricantes como McLaren, Pagani, Ferrari o Aston Martin han presentado a lo largo de este año propuestas de híper autos de producción en serie y de características extremas, que ofrecen a sus clientes por precios entre los dos y los cuatro millones de dólares, pero no todos están homologados para ser usados abiertamente en las calles, no todos se venden a un automovilista normal y ninguno se aproxima a la marca de 400 km/h que, en cambio, los cinco carros ranqueados por ‘Digital Trends’ superan con facilidad. (Flash del Motor).

Motor Sport