19 Julio, 2018

Banner TACPy

TACPy

Kazuki Nakajima dedicó la victoria en Le Mans a su padre

lemans1

El piloto japonés Kazuki Nakajima se mostró radiante tras conquistar ayer domingo su mayor victoria deportiva, al imponerse junto con el suizo Sebastián Buemi y con el español Fernando Alonso en la 86ª edición de la carrera de resistencia “24 horas de Le Mans”, segunda prueba de la Súper Temporada 2018/2019 del Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC, por sus sigla en inglés) a los mandos de un Toyota TS 050 Hybrid del equipo oficial.

Nakajima el pasado jueves logró la pole position y fue quien tomó el banderazo final con 2 vueltas de ventaja sobre la unidad gemela de Toyota y con 12 vueltas de avance sobre el primer prototipo no-Toyota en una de las carreras menos disputadas en la historia de esta clásica, pero a pesar de la absoluta carencia de oposición y la absoluta prioridad que dio el box al auto del japonés sobre la unidad gemela, su piloto se mostró radiante.

“Es increíble, no tengo palabras para definirlo. Siempre tuve presente lo de hace dos años, así que tenía una cuenta pendiente…”, dijo el piloto de 33 años, quien dedicó la victoria a su padre, el ex corredor Satoru Nakajima.

lemas2

Para Kazuki Nakajima el triunfo de ayer domingo en Le Mans representa su realización deportiva, luego de una pasantía discreta en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1, donde debutó hace una década gracias al apoyo de Toyota, que suministró motores al equipo Williams Racing a cambio de un asiento para él.

Fuera de la Fórmula 1, el japonés se recicló en las carreras del WEC y se integró al programa del equipo Toyota Gazoo Racing, cuando éste dio inicio hace casi un lustro, rozando la victoria en la edición 2016. En ese momento él y Buemi, asociados al británico Anthony Davidson, batieron en buena lid a los temibles Porsche 919 Hybrid, pero un defecto en la unidad de potencia en los últimos minutos de carrera hizo que el carro se detuviera frente al box al iniciar la propia última vuelta, que tras varios minutos frenéticos pudo cubrir a muy baja velocidad cuando ya la victoria se había esfumado.

lemas3

“Eso fue terrible, pero ¡hoy la historia es diferente!”, dijo el piloto, quien además se llevó el mérito de haber superado en pista a la unidad gemela para arrebatarle el liderazgo de manera definitiva mientras promediaba la madrugada.

“Siempre recordé lo de hace dos años y conduje con cuidado, para evitar que volviera a ocurrir algo malo. Por fortuna esta vez no fue así…”

FALTA DE OPOSICIÓN CARACTERIZÓ LAS “24 HORAS DE LE MANS”

lemas4

Los equipos Toyota Gazoo Racing, G Drive, Porsche Motorsport y Dempsey Porsche se convirtieron ayer domingo en los grandes ganadores de la edición 86 de las “24 Horas de Le Mans”, segunda prueba de la Súper Temporada 2018/2019 del Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC, por sus siglas en inglés) estableciendo un dominio que se mantuvo durante la mayor parte de la distancia y jamás fue comprometido frente a ningún rival.

En la clase LMP1, los prototipos Toyota TS 050 Hybrid que el equipo oficial designó con los números 8 y 7 tomaron la largada desde la primera fila y nunca cedieron el liderazgo de la prueba. La ventaja sobre el auto que ocupó el tercer lugar llegó a las 10 vueltas a falta de 8 horas para el final y aumentó lentamente hasta las 12, a pesar de que los organizadores y los dirigentes del equipo habían concluido antes de terminar la noche que era mejor reducir el ritmo, optando por cuidar los carros.

De los 8 LMP1 privados que los organizadores y algunos pilotos del equipo Toyota estimaban “temibles” en la lucha por la victoria, solo los Rebellion aguantaron, pero cediendo 12 vueltas al ganador. Los demás se fueron diluyendo entre averías y retrasos para dar una respuesta clara a quienes dentro y fuera de la organización de la competencia argumentaban que la presencia de 10 autos de tipo LMP1 era la mejor demostración de que los Toyota no competían solos.

lemas5

En la clase LMP2, el nivel de cerrada competitividad visto en calificación y ensayos no se extendió mucho en carrera. Allí el prototipo naranja Oreca Gibson del equipo G Drive tripulado por el francés Jean-Eric Vergné, el ruso Roman Rusinov y el italiano Andrea Pizzitola, tomó la punta temprano y no la cedió, ascendiendo al quinto puesto de la general de 60 autos.

Entre los GT PRO, los Porsche 991 RSR con las decoraciones “cerdo” y “Rothmans” inscritos por el equipo oficial Porsche GT Team, ratificaron la impresión dada en calificación y ensayos. La unidad rosada tomó la largada desde la segunda plaza de su categoría (31ª de la general) y pronto se deslizó hacia un liderazgo cada vez más sólido, cruzando la meta en el puesto 18 de la general.

La unidad 991 RSR gemela, de color azul y blanco (“Rothmans”), llegó a conceder hasta una vuelta al “cerdo” y se convirtió en el necesario contén sobre las dos unidades oficiales Ford Ganassi que terminaron en los puestos 3 y 4 sin nunca dar la impresión de poder optar a algo más que eso, como ya se preveía desde los ensayos libres. El auto ganador, el “cerdo”, estuvo tripulado por el alemán Michael Christensen, el también germano Kevin Estre y el holandés Laurens Vanthoor.

lemans6

Los GT Am tuvieron otro Porsche como dominador, delante de un Ferrari semi oficial. En este caso el honor le correspondió a un viejo cliente de la casa, el actor norteamericano Patrick Dempsey, quien dirigió desde el box a la unidad Nº 88 del equipo Dempsey Proton Competition, que tras largar primera en su categoría no dejó espacio a ninguna rivalidad, ganando en su división sobre el Ferrari-Spirit of Race comandado por el italiano Giancarlo Fisichella y subiendo al 29º puesto de la general.

Tal como se preveía, la fiabilidad de los carros fue en general muy buena y la clasificación final tuvo medio centenar de autos en meta. Los problemas mecánicos se concentraron mayormente sobre los LMP1 privados y los LMP2, con algunos autos de las clases GT sufriendo despistes. Entre estos, sorprendió el modo en que los BMW comenzaron a mejorar su rendimiento según avanzó la prueba, pero los nuevos Aston Martin se mostraron muy discretos y los Corvette jamás estuvieron cerca de sus rivales. (Flash del Motor).

Últimas Noticias