19 Junio, 2018

Banner TACPy

TACPy

Fernando Alonso celebró su 300º GP en la Fórmula 1

alonso1

El español Fernando Alonso añadió un importante hito a su carrera deportiva al convertirse en el cuarto piloto capaz de alcanzar 300 presencias en competencias de Gran Premio del Campeonato del Mundo de Fórmula 1.

El asturiano de 36 años impuso el hito ayer durante el Gran Premio de Canadá, séptima prueba de la temporada 2018 de la especialidad, en la cual participó con el equipo británico McLaren Team.

Alonso fue el resultado del esfuerzo de un pequeño grupo de empresarios que creían en el futuro de la Fórmula 1 en España y lograron tras años de esfuerzos atraer la atención de la empresa privada local al demostrar cuan lucrativo podía ser invertir en la disciplina siempre que ésta tuviera un piloto local capaz de ganar.

La particular coyuntura que vivía el ambiente deportivo español a fines del pasado siglo no pasó desapercibida para el empresario italiano Flavio Briatore, quien aprovechó su amistad con el magnate británico Bernie Ecclestone, regente comercial de la F-1, a fin de recibir de éste ciertas libertades para hacer que un piloto español consiguiese resultados en pista que atrajeran grandes patrocinios españoles. El favorecido resultó Alonso, quien empezó a recibir un aval técnico importante de Renault y Michelin gracias al interés de las subsidiarias españolas de ambas empresas.

alonso2

Con los favores comerciales otorgados por Ecclestone, las dotes comerciales de Briatore y dinero suficiente para pagar a Renault el costo de un paquete técnico competitivo, a la vez que también sobraba dinero para construir la necesaria exposición mediática del ídolo en construcción, Alonso fue teledirigido hacia la conquista de dos títulos en el 2005 y el 2006, auspiciado generosamente por empresas como Telefónica de España, FASA Renault, Michelin España y otras.

Luego del éxito, Alonso cortó abruptamente su relación con Renault y Briatore, alegando que hasta entonces no había podido actuar según su propio criterio al serle impuesto atender las directrices del manager y el equipo.

En el 2007, ya sin la tutela de Briatore y Renault, Alonso dejaría clara su dimensión. Ya se había convertido en el primer Campeón de la historia en pagar un puesto en un equipo con auspicio publicitario, sin recibir sueldo. A cambio, McLaren Team, aportó el potente aval técnico de Mercedes-Benz e invirtió el generoso aval financiero proporcionado por el asturiano para darle la suficiente superioridad técnica para ganar un título fácilmente.

Tan notable fue el material dispuesto por McLaren Mercedes para la temporada 2007, que hasta un debutante muy talentoso pero inexperto como Lewis Hamilton tuvo argumentos para luchar por el título. Ello también llevó al novato Hamilton a superar ampliamente al español y eso reforzó la opinión de quienes todavía afirman que los títulos del asturiano son consecuencia de numerosos favores comerciales y financieros.

alonso3

Imposibilitado de superar a Hamilton a igualdad de material en el 2007, Alonso recurrió a otra solución demostrativa de su capacidad profesional: ajustar su McLaren con datos del Ferrari, lo cual es tan valedero como instalar la puerta de un Ford Fiesta en un Peugeot 208 argumentando que ambos son hatchback de cinco puertas, con similar desempeño y dimensiones. Encima, los datos se obtenían de manera fraudulenta, lo cual llevó a McLaren a una inquisición deportiva luego que Alonso confesó a la Federación el fraude a cambio de inmunidad cuando McLaren se negó a sabotear el carro de Hamilton para que no ganara el título.

Expulsado de McLaren, Alonso volvió a Renault en el 2008, porque Briatore le aseguró al Presidente de la empresa, Carlos Ghosn, que a pesar de que ya no habían los recursos financieros de hace dos o tres años ni las manipulaciones “extra pista”, Alonso tenía suficiente talento para volver a hacer ganar al equipo. El problema fue que cuando Nelson Piquet Jr. (otro debutante) consiguió un podio en el carro que Alonso acusaba de no ser competitivo, la presión de Ghosn arreció. Fue entonces cuando Briatore y Alonso dieron forma al fraude del Gran Premio de Singapur, que mantiene al italiano vetado de la categoría a perpetuidad y debió haber reportado a Alonso el mismo destino.

Tras el nuevo escándalo, Ecclestone salió a encubrir otra vez al asturiano, porque ya éste había dispuesto suficiente auspicio del Banco de Santander para convertirse en el primer piloto y en el primer Campeón capaz de comprarse un puesto en Ferrari, con un patrocinio sin casi precedentes en el deporte a motor.

alonso4

Dentro del equipo italiano, el impresionante arrastre mediático que Alonso ha sabido construirse a través de la prensa debía garantizar a Ferrari y a la propia Fórmula 1 un retorno financiero impresionante en caso que el asturiano ganara el título. Se hicieron todos los esfuerzos políticos, comerciales y reglamentarios necesarios para que Alonso ganara el título con Ferrari, pero 5 años de liderazgo del asturiano en Maranello bastaron para convertir al equipo intocable que le recibió en el 2010 con 8 de los últimos 10 títulos de constructores, en una estructura confusa y desinflada que por primera vez en dos décadas (2014) no quedaba en el “Top 3” de la F-1 y cerraba un año sin victorias. Algo que en 70 temporadas ha ocurrido muy poco en Ferrari…

El fallecimiento del banquero Emilio Botín, Presidente-Fundador del Banco de Santander, en septiembre del 2014, bastó para que la institución decidiera deslindarse de Alonso y Ferrari aprovechó para rescindir su acuerdo con el español dos años antes que éste prescribiera. Así, el asturiano regresó a McLaren, asegurando que con el aval técnico ilimitado de Honda volvería a ganar el título y garantizando su puesto con una avalancha de auspicios españoles que jamás llegaron y fueron los que convencieron a Ron Dennis (fundador y socio de McLaren) de recibirle de vuelta casi una década después de que le asestó al equipo un golpe del que aún no se recupera.

La reedición de la alianza entre McLaren y Honda tuvo presupuestos comparables a los de Mercedes AMG y Scudería Ferrari, creando una plataforma suficiente para que cualquier Campeón talentoso acometiera un trabajo de desarrollo técnico que le llevara a luchar por el título. Allí Alonso no tardó en volver a mostrar sus talentos, manteniéndose junto al equipo en las últimas plazas hasta que el año pasado forzó la ruptura de la sociedad argumentando que en vez de recibir dinero y tecnología de una trasnacional automotriz, era preferible comprar motores “cliente” a Renault. Con ello, según Alonso, bastaría para equiparar a Red Bull Racing de inmediato y volver a pensar en luchar por el título - o al menos ganar varias carreras - en el 2019. Algo que no ha sucedido y difícilmente ocurrirá.

Muy celebrado en el paddock del Gran Premio de Canadá, Alonso hizo balance de su trayectoria deportiva, definiéndose orgulloso del trabajo hecho en 18 temporadas (17 activo). En este contexto, el asturiano dijo:

alonso5

“Seguramente no seré el mejor en calificación, ni el mejor en carrera, pero soy uno de los mejores pilotos de la historia…”, agregando que se calificaba a sí mismo con una nota de 9.5 puntos sobre diez.

Este fin de semana, además de celebrar, Alonso manifestó que la Fórmula 1 sigue siendo su prioridad y afirmó tener un contrato multianual que le garantiza seguir activo. Sin embargo, en el paddock canadiense (en apoyo a los rumores de una negociación de McLaren que lleve a Alonso a IndyCar) el box McLaren recibió la visita de Michael Andretti, titular del team Andretti Autosport de IndyCar.

También en el fin de semana canadiense Zak Brown, Presidente Ejecutivo del McLaren Team, garantizó que los destinos de la estructura seguirán unidos a los del piloto, pero subrayó “no sé en cuál categoría, pero estoy seguro de que seguiremos juntos…”

Antes que Alonso, solo tres pilotos han superado las 300 presencias en F-1: Rubens Barrichello disputó 323 GP, contra 308 de Michael Schumacher y 306 de Jenson Button.

Alonso tiene contractualmente asegurada su presencia en McLaren hasta fin de año, lo cual en teoría le permitiría terminar la temporada con 317 presencias. El problema es el futuro, considerando que su continuidad en la categoría depende del único equipo interesado, McLaren. Un equipo que en los últimos días ha reiterado su deseo de mantenerle, pero no necesariamente en la Fórmula 1. (Flash del Motor).

Últimas Noticias